Halitosis: causas y remedios para el mal aliento

causas-y-remedios-para-el-mal-aliento-halitosis-clinica-dental-achuitegui-donostia-san-sebastian-gipuzkoa-dentista-694x321

Es difícil decir qué es peor, saber que tienes halitosis o tener halitosis y no saberlo. El hecho indiscutible es que el mal aliento puede afectar negativamente a tu vida social y autoestima.

Causas del mal aliento

La halitosis puede tener varias causas posibles. Las más comunes suelen ser una mala higiene bucodental o malos hábitos como el tabaquismo y el alcohol, que producen sequedad en la boca y, como consecuencia, mal aliento.

Otras causas pueden ser las caries dentales, la gingivitis y el estrés, además de otras enfermedades de origen gastrointestinal.

En algunos casos, la halitosis es un efecto secundario de una enfermedad subyacente: diabetes, la enfermedad hepática, el reflujo ácido y las enfermedades respiratorias crónicas pueden causar esta condición. Si tu halitosis es un síntoma de uno de estos trastornos, tratar la causa raíz es la mejor manera de reducirla y eventualmente curarla.

Remedios para combatir el mal aliento

El remedio más efectivo para frenar el mal aliento es tan sencillo como cambiar los hábitos que lo provocan.

Es fundamental reforzar la higiene bucodental con un cepillado estricto de dientes, lengua y el resto de la cavidad bucal donde pueden almacenarse bacterias.

Debemos evitar alimentos conocidos por dejar mal aliento: ajo, cebolla, café, alcohol… e incluir en nuestra dieta más frutas y verduras que, a parte de sus propiedades, hidratan nuestra boca evitando el mal aliento.

Visitar a tu dentista para una limpieza profesional, cepillarte los dientes después de cada comida, usar hilo dental al menos una vez al día y usar un enjuague bucal antibacteriano regularmente puede reducir o eliminar el mal aliento en muchos casos.

Tu dentista podrá determinar si los olores de tu aliento son causados ​​por problemas con los dientes y encías, y comenzar el tratamiento por cualquier problema que afecte a estos.

En caso de que el origen de la halitosis sea de origen gastrointestinal, te recomendamos asistir a un especialista.

¿Está bien mi aliento?

Tus propios sentidos pueden acostumbrarse a los olores provenientes de tu boca y cuerpo, por lo que no siempre es fácil saber si tu aliento es lo suficientemente malo como para tomar cartas en el asunto.

Si no estás seguro, pregunta a tu dentista la próxima vez que le visites. No solo puede decirte la verdad sobre tu mal aliento, sino que te ayudará con el tratamiento apropiado.

Un gran número de personas que afirman tener halitosis realmente tienen pseudo-halitosis. Esta condición es indetectable por el resto de las personas.

Mejora tu vida

Recuperar un aliento fresco y natural es en todos los casos un motivo de alegría, satisfacción propia y una mayor apertura en los entornos sociales. En la mayoría de los casos, el pronóstico para la halitosis es bueno. Determinar la causa, mejorar el cuidado bucal, cambiar la dieta y tus hábitos pueden conducir a un aliento más fresco y a una mejoría en tus relaciones sociales. Por esta razón, en Achútegui Dental te asesoramos y orientamos para hacer esto posible y te recordamos que es importante no llevar ninguna solución a cabo sin la supervisión de un profesional.

También te pueden interesar: