Te contamos algunos consejos tras la extracción de la muela del juicio

despues extraccion muela del juicio

La extracción de la muela del juicio es un procedimiento odontológico bastante común que se realiza a personas de cualquier edad. Muchas veces, nos llevamos una sorpresa cuando en la consulta odontológica nuestro doctor nos recomienda la extracción de este tipo de muela.

Es entonces cuando nos preocupamos o podemos entrar en pánico, ya que sabemos que se trata de toda una intervención quirúrgica. Por eso, si te interesa saber acerca de este procedimiento y de cómo recuperarte del mismo, te invitamos a que leas este post.

Por qué se deben extraer las muelas del juicio

Las muelas del juicio son un remanente heredado de nuestros antepasados cavernícolas, es decir, la naturaleza nos dotó de los instrumentos necesarios para sobrevivir. Por eso, nuestros ancestros poseían una fuerte dentadura donde las cordales eran sumamente útiles.

Con el paso del tiempo, el desarrollo humano y los cambios alimenticios hicieron innecesario el uso de estas muelas. De hecho, el espacio bucal fue disminuyendo progresivamente de tamaño, por lo que ahora, para algunas personas, las muelas del juicio ya no salen de manera normal sino torcidas, retenidas o impactadas, es decir de manera inadecuada. 

Esto puede llevar  a múltiples problemas como inflamación permanente de la encía, dolor o, en el peor de los casos, infecciones de la zona. Es por esta razón que las muelas del juicio cuando presentan esta condición deben ser extraídas quirúrgicamente por un cirujano  oral o cirujano maxilofacial.

El procedimiento consiste en una extracción común como la de cualquier otra muela, donde se utilizará anestesia local para sedar la zona. No obstante, cuando las cordales son demasiado profundas, el cirujano debe hacer un corte en la encía y puede además remover parte del maxilar.

En estos casos más complicados o cuando la persona tiene una condición que dificulte la extracción, se puede recurrir a la anestesia general o al uso de sedantes.

¿Qué hacer después de la extracción de una muela del juicio?

Nuestro odontólogo o cirujano oral nos recetará antibióticos profilácticos, analgésicos y un breve reposo, sobre todo en las primeras horas mientras pasa el efecto de la anestesia. 

Recuerda que si la anestesia es general o han usado sedantes debes ser asistido por un acompañante que te pueda llevar a casa en cuanto lo indique tu doctor. Entre las recomendaciones básicas están:

  • Si la anestesia es local, ten cuidado de no tomar alimentos ni muy fríos ni muy calientes que te puedan dañar sin que te des cuenta, ya que tu boca permanecerá un tiempo sin sensibilidad.
  • Espera unas cuantas horas para poder comer. El primer día recurre a preparados blandos, como purés, sopas o zumos mientras baja la inflamación.
  • Puedes realizar enjuagues con agua salada (media cucharadita en un vaso de agua) pero de manera suave, que no lastimen la herida.
  • Al cepillarte, hazlo con cuidado sin pasar sobre la herida.
  • Si aparece una leve hemorragia, no te preocupes. Simplemente toma una pequeña gasa y muérdela haciendo presión para parar el sangrado. 
  • Debes estar pendiente de otros signos como el exceso de inflamación, dolor que no cede con los analgésicos o aparición de fiebre. En estos casos acude de inmediato a tu odontólogo.

Para cualquier duda respecto a las muelas del juicio puedes consultarnos en nuestra clínica dental en Donosti. Estaremos encantados de atenderte.

¿Por qué aparecen manchas en los dientes a causa de la tetraciclina?

manchas dientes tetraciclina

Como debes saber, la tetraciclina fue uno de los antibióticos de amplio espectro más utilizados en la rama médica para tratar diferentes infecciones que pueden ir desde respiratorias, urinarias o incluso del estómago, siendo recomendado tanto para adultos como niños.

Sin embargo, después de varios años de investigaciones, los especialistas determinaron que entre sus efectos secundarios más graves y notorios se encontraban cambios en la coloración de los dientes en forma de manchas, que afecta a miles de personas.

En la actualidad, esta sigue siendo una causa común en las visitas al odontólogo. Aquí te vamos a explicar cómo puedes darle solución a este problema.

¿Cómo son las manchas producidas?

No se trata de cualquier tipo de mancha. Al contrario, son bastante particulares. En primer lugar, aparecen de forma horizontal y abarcan toda la superficie de la pieza dental, teniendo colores que pueden ir entre amarillo, marrón o incluso gris.

A pesar del cambio estético que pueden generar, a nivel de estructura no causan daños ni debilitan el diente.

Niveles de daño

El nivel del daño y el grado de afectación de los dientes depende directamente de la cantidad de manchas que se presentan y estas a su vez están relacionadas con el tiempo de duración y la dosis de antibiótico consumido.

En la rama odontológica se han establecido 4 niveles para clasificar las manchas.

  • Primer grado: Las manchas se presentan en color amarillo o gris de tonalidad muy clara. Están distribuidas por toda la superficie del diente.
  • Segundo grado: El color de las manchas se presenta con mayor intensidad, haciendo el problema mucho más visible.
  • Tercer grado: El tono es oscuro, presentándose en forma de bandas horizontales en toda la superficie del diente.
  • Cuarto grado: Son los más graves. Además del cambio de tonalidad en las manchas, también hay casos donde las encías se ven comprometidas.

Tratamiento para eliminar las manchas

En primer lugar, es necesario dejar claro que, dependiendo del nivel de gravedad de las manchas, puede darse o no una solución completa. A pesar de que lo recomendable es acudir al especialista apenas se vean los primeros cambios en el color, no siempre se hace.

Aunque no se eliminen del todo en los cuadros más avanzados, sí se puede bajar en gran medida la intensidad. Existen dos opciones de tratamiento recomendadas, eficientes y duraderas:

Blanqueamiento dental

Este tratamiento de blanqueamiento dental está recomendado para cuadros de primero y segundo grado. El blanqueamiento dental permite aclarar el esmalte de los dientes, reduciendo la tonalidad de las manchas.

De esta manera, se elimina el tono amarillento y conseguir una sonrisa mucho más estética. No representa ningún riesgo para el paciente ya que no es invasivo, por lo que apenas y podrá sentir alguna molestia.

Carillas dentales

Para los casos más graves, es decir, 3º y 4º nivel. Aquí, el blanqueamiento es poco lo que puede hacer teniendo en cuenta la magnitud de las manchas.

Las carillas dentales son una especie de láminas que se ponen sobre los dientes y permiten conseguir una forma y color ideal y estético en los dientes. Aparte de ser efectivo, también ofrece una solución rápida.