Skip to content

¡Adolescentes ojo con las caries!

Adolescentes post Clínica Dental Achútegui Dentista Donostia San Sebastián

La caries dental es la enfermedad crónica más común entre los adolescentes según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Hay que tener en cuenta que los niños cuando son pequeños están a cargo de los padres que son los que se ocupan de acompañarlos al dentista. Sin embargo, en la adolescencia visitar rutinariamente a tu odontólogo se vuelve menos importante. Muchos jóvenes no reciben el cuidado necesario o la información que se requiere para llevar adelante una correcta higiene dental. Para ello, desde la Clínica Dental Achútegui queremos daros unos consejos básicos:

Es muy importante reducir el consumo de refrescos. Los adolescentes suelen consumir una gran cantidad de refrescos que tienen un alto contenido de azúcar y estos son los causantes de las caries. Además de los aditivos ácidos. Todos estos componentes pueden dañar severamente el esmalte dental. Otra buena medida es tomarlo usando una pajita, lo que reduciría el contacto con los dientes. Después de su consumo se recomienda enjuagar la boca con agua.

Si el adolescente practica algún deporte, sobre todo de contacto, es necesario usar protectores bucales para prevenir lesiones orales. Se registran al año alrededor de 200.000 lesiones en la boca y la mandíbula. Puede comprarse un protector hecho a medida por su dentista o comprado en una tienda. Se aconseja mantenerlo limpio, enjuagarlo frecuentemente, no compartirlo con tus compañeros y guardarlo en un lugar ventilado.

Los piercings en la lengua siguen siendo una moda entre los adolescentes. Este accesorio puede ser muy peligroso para la salud bucal. Las personas que usan piercing en la lengua se terminan astillando los dientes con el arete cuando se duerme, come, mastica o habla. En ocasiones se estropea el esmalte del diente, pero en los casos más severos se pueden provocar fracturas mucho más profundas. Las infecciones también aumentan con los piercings en la boca. La lengua puede inflamarse y, en algunos casos, puede infectarse e inflamarse pudiendo obstruir la respiración. Si el equipo de perforación no está limpio puede causar otras infecciones, como hepatitis por transmisión sanguínea.

Por lo tanto, hay que encontrar tiempo para los hábitos saludables. Los adolescentes pasan muchas horas fuera de casa, quedándose a comer en el instituto, realizando actividades extraescolares, trabajos de media jornada…etc. Siempre es bueno que lleven un cepillo de dientes de viaje en la mochila para mantener los buenos hábitos de limpieza dental.  También se puede recurrir a los chicles sin azúcar o a beber agua durante todo el día para eliminar las bacterias o los restos de comida de los dientes.

Al igual que los adultos, los adolescentes deben visitar al dentista al menos dos veces al año. Las consultas al dentista y las limpiezas regulares no sólo mantienen los dientes blancos y brillantes, sino que también pueden ayudar a detectar problemas menores antes de que empeoren.

943 463 215