Halitosis: causas y remedios para el mal aliento

causas-y-remedios-para-el-mal-aliento-halitosis-clinica-dental-achuitegui-donostia-san-sebastian-gipuzkoa-dentista-694x321

Es difícil decir qué es peor, saber que tienes halitosis o tener halitosis y no saberlo. El hecho indiscutible es que el mal aliento puede afectar negativamente a tu vida social y autoestima.

Causas del mal aliento

La halitosis puede tener varias causas posibles. Las más comunes suelen ser una mala higiene bucodental o malos hábitos como el tabaquismo y el alcohol, que producen sequedad en la boca y, como consecuencia, mal aliento.

Otras causas pueden ser las caries dentales, la gingivitis y el estrés, además de otras enfermedades de origen gastrointestinal.

En algunos casos, la halitosis es un efecto secundario de una enfermedad subyacente: diabetes, la enfermedad hepática, el reflujo ácido y las enfermedades respiratorias crónicas pueden causar esta condición. Si tu halitosis es un síntoma de uno de estos trastornos, tratar la causa raíz es la mejor manera de reducirla y eventualmente curarla.

Remedios para combatir el mal aliento

El remedio más efectivo para frenar el mal aliento es tan sencillo como cambiar los hábitos que lo provocan.

Es fundamental reforzar la higiene bucodental con un cepillado estricto de dientes, lengua y el resto de la cavidad bucal donde pueden almacenarse bacterias.

Debemos evitar alimentos conocidos por dejar mal aliento: ajo, cebolla, café, alcohol… e incluir en nuestra dieta más frutas y verduras que, a parte de sus propiedades, hidratan nuestra boca evitando el mal aliento.

Visitar a tu dentista para una limpieza profesional, cepillarte los dientes después de cada comida, usar hilo dental al menos una vez al día y usar un enjuague bucal antibacteriano regularmente puede reducir o eliminar el mal aliento en muchos casos.

Tu dentista podrá determinar si los olores de tu aliento son causados ​​por problemas con los dientes y encías, y comenzar el tratamiento por cualquier problema que afecte a estos.

En caso de que el origen de la halitosis sea de origen gastrointestinal, te recomendamos asistir a un especialista.

¿Está bien mi aliento?

Tus propios sentidos pueden acostumbrarse a los olores provenientes de tu boca y cuerpo, por lo que no siempre es fácil saber si tu aliento es lo suficientemente malo como para tomar cartas en el asunto.

Si no estás seguro, pregunta a tu dentista la próxima vez que le visites. No solo puede decirte la verdad sobre tu mal aliento, sino que te ayudará con el tratamiento apropiado.

Un gran número de personas que afirman tener halitosis realmente tienen pseudo-halitosis. Esta condición es indetectable por el resto de las personas.

Mejora tu vida

Recuperar un aliento fresco y natural es en todos los casos un motivo de alegría, satisfacción propia y una mayor apertura en los entornos sociales. En la mayoría de los casos, el pronóstico para la halitosis es bueno. Determinar la causa, mejorar el cuidado bucal, cambiar la dieta y tus hábitos pueden conducir a un aliento más fresco y a una mejoría en tus relaciones sociales. Por esta razón, en Achutegui Dental te asesoramos y orientamos para hacer esto posible y te recordamos que es importante no llevar ninguna solución a cabo sin la supervisión de un profesional.

También te pueden interesar:

Salud e Higiene Bucal durante la cuarentena

Higiene bucal durante la cuarentena clinica dental achutegui dentista amara donostia san sebastian gipuzkoa

¿Crees que sabes todo sobre las técnicas adecuadas de cepillado y uso de hilo dental? Tu sonrisa y tu salud general dependen de hábitos sencillos de cuidado dental, y durante este periodo de aislamiento es muy fácil abandonar nuestras rutinas, incluido el correcto cepillado. La salud oral comienza con dientes limpios. Entonces, ¿cómo debemos mantener nuestra higiene dental?

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día y cuando lo hagas, no te apresures. Tómate unos dos minutos para hacer un trabajo completo. No te cepilles inmediatamente después de comer, especialmente si has tomado algo ácido como pomelo o refresco. ¡Tampoco olvides limpiar tu lengua!

Usa el equipo adecuado. Una pasta dentífrica con flúor y un cepillo de dientes suave que se ajuste cómodamente a tu boca es lo más apropiado. Considera usar un cepillo de dientes eléctrico si no eres hábil con el manual.

Practica una buena técnica. Sostén tu cepillo apuntando donde tus dientes se encuentras con tus encías. Cepilla suavemente inclinando el cepillo hacia las encías. Cepillarse demasiado fuerte o con cerdas duras puede dañar las encías.

Mantén tu cepillo limpio. Siempre enjuaga tu cepillo de dientes con agua después de cepillarte. Guárdalo en posición vertical y deja que se seque al aire hasta que lo vuelvas a usar. Intenta mantenerlo separado de otros cepillos de dientes en el mismo soporte para evitar la contaminación cruzada. No los cubras rutinariamente ni los almacenes en recipientes cerrados, ya que puedes estimular el crecimiento de bacterias, moho y levaduras. En estos tiempos que estamos viviendo es importante tener más precaución con su cuidado. Mientras dure la epidemia se recomienda desinfectar el cabezal del cepillo con povidona iodada al 0,2% o agua oxigenada diluida al 1% durante 1 minuto.

En la Clínica Dental Achutegui te ayudaremos con cualquier tipo de duda puedas tener respecto a la higiene bucal. ¡No dudes en consultarnos!

También te pueden interesar:

La importancia del cepillo de dientes y el cepillado

importancia del cepillo de dientes clinica dental achutegui amara donostia san sebastian dentistas

Está de más decir que una buena higiene bucal es fundamental para nuestra salud dental, pero aun así, la boca y los dientes continúan siendo algunas de las partes de nuestro cuerpo más descuidadas.

Si dejamos de lado la higiene bucal, no solo estamos abiertos a problemas y enfermedades de las encías o caries, las cuales nos podrían suponer la pérdida de una o más piezas dentales, sino que también estamos abiertos a agravar problemas mayores como son las enfermedades de corazón, la diabetes, dificultar el embarazo, etc.

El objetivo de la higiene oral es la eliminación mecánica y química del biofilm de forma regular. Para realizar una higiene bucal correcta se debe cepillar como mínimo 2 veces y pasar el hilo interdental 1 vez por día.

¿Cómo elijo un cepillo de dientes que se adapte a mis necesidades?

Los cepillos de dientes tradicionales se clasifican por su tamaño y dureza de sus cerdas. Deberemos elegir uno que se adapte al tamaño de nuestra boca y que tenga un cabezal pequeño que nos permita maximizar la limpieza.

Para la mayoría de pacientes se recomienda cepillos de cabezal corto con corte recto y con cerdas de nylon, de blandas a medianas, terminadas con forma redondeada y dispuestas en 3-4 filas de penachos. Los cepillos de cerdas duras pueden resultar demasiado abrasivos produciendo daño tanto en los dientes como en la encía.

Es muy importante controlar la fuerza con la que aplicamos el cepillo sobre nuestra boca. De la misma manera lo es también la abrasividad de la pasta dentífrica. No olvidemos que se trata de una parte muy sensible de nuestro cuerpo y debemos cuidarla como tal.

Es recomendable que el mango del cepillo sea antideslizante y que tenga el cuello flexible, para evitar lesiones. Debe ser un cepillo cómodo y seguro.

Otra opción a tener en cuenta son los cepillos eléctricos. Con ellos no hace falta hacer movimientos físicos para conseguir una limpieza profunda, sino que basta con realizar ligeros movimientos sobre los dientes y que su cabezal actúe por sí mismo sobre ellos.

Diversos estudios han demostrado que no existe una clara superioridad entre el uso de un cepillo manual y un cepillo eléctrico, siempre y cuando la técnica se realice correctamente. Sin embargo, se ha demostrado una motivación superior por su facilidad y un tiempo de cepillado mayor con el uso del cepillo eléctrico. Por otra parte, necesitan una estación de carga, son más propensos a romperse en caso de caída y su precio es más elevado.

Igualmente, tanto los cepillos eléctricos como los manuales se deberían cambiar cada 3 meses.

En cualquier caso, tanto el cepillo tradicional como el eléctrico son apropiados para realizar una limpieza bucodental si se realiza un buen cepillado. Sin embargo, para realizar una higiene oral mejor, se debe complementar con la higiene interdental, no solo dirigida a eliminar los alimentos que quedan entre los dientes, sino que también a eliminar la placa bacteriana que queda adherida entre ellos.

La técnica del cepillado

La mejor técnica de cepillado es aquella que permite la eliminación completa de la placa en el menor tiempo posible, sin causar ninguna lesión a los tejidos. Se debe individualizar según las características de cada paciente, en base a sus necesidades.

En la técnica de cuidado dental existen 4 principios fundamentales, los cuales incluyen el tiempo, la destreza, el cumplimiento y sistemática y la higiene interproximal.

En la higiene dental, es más importante la duración del cepillado que la frecuencia con la que se realiza. Se ha visto que por lo general los pacientes tardan menos de 1 minuto en cepillarse, cuando lo ideal es que tarden por los menos 2.

Tenemos que tener en cuenta la posición e inclinación de cada diente. No nos debemos olvidar de la cara posterior de los dientes, tan importante como la anterior y la superficie de masticación. Es recomendable que pasen 15 minutos desde la ingesta de las principales comidas del día antes de cepillarse los dientes.

Como hemos dicho antes, cualquier cepillo dental, independientemente del método de cepillado utilizado no elimina de forma completa la placa interdental. El control de placa únicamente con el cepillado no es suficiente para controlar las enfermedades gingivales y periodontales.

La mayoría de enfermedades dentales y periodontales empiezan entre los dientes. Para ello, podemos utilizar diferentes métodos como el uso de la seda o hilo dental, aplicadores del hilo dental, cepillos interdentales o puntas de goma.

Por último, para acabar una higiene correcta debemos limpiar la lengua con el cepillo para conseguir eliminar las bacterias y conseguir un aliento más fresco.

Tanto la elección de un cepillo adecuado para tus necesidades como llevar a cabo un buen cepillado son imprescindibles para una buena salud bucodental.

Recuerda que en Achútegui Dental siempre podrás hacernos cualquier consulta sobre hábitos de higiene bucodental y resolveremos todas tus dudas sobre los posibles tratamientos que requieras de una manera profesional y personalizada.

También te pueden interesar:

Mantener la salud bucodental en Navidad

Salud Bucodental en Navidad Clínica Dental Achútegui Donostia San Sebastian

Salud Bucodental en Navidad Clínica Dental Achútegui Donostia San Sebastian

Se acercan las Navidades y con ellas las reuniones familiares, las comidas de empresa o las cenas con amigos. Es habitual que estas celebraciones conlleven hábitos pocos saludables que afecten a nuestra salud general así como a nuestra salud bucodental.

Consumir alcohol, comer en exceso, fumar… son factores que multiplican el riesgo de aparición de problemas dentales. Además, con las vacaciones es posible que también olvidemos alguno de los hábitos de higiene bucodental, como cepillarnos los dientes después de cada comida, lo que puede provocar enfermedades de las encías o el empeoramiento de problemas ya existentes.

Por eso, en estas señalada época debemos prestar especial atención al cuidado de nuestra boca, sin dejar de disfrutar de las celebraciones. ¿Cómo podemos mantener la salud bucodental en Navidad?

 

  1. Llevar a cabo un correcto cepillado. Aunque comamos o cenemos fuera de casa no debemos olvidar cepillarnos los dientes después de cada comida o al menos obligatoriamente antes de acostarnos, tal y como recomienda la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA). Para ello, si es necesario, podemos llevarnos un cepillo de dientes con nosotros al salir de casa.

 

  1. Vigilar lo que comemos. Debemos tener especial cuidado con la ingesta de azúcares, que encontramos no solo en los dulces navideños sino en refrescos y bebidas alcohólicas. Ya que, el azúcar está muy relacionado con las caries.

 

  1. Evitar el oscurecimiento de los dientes y el mal aliento. El consumo de té, café o tabaco puede teñir los dientes. Además de producir manchas el alcohol, la cafeína, las grasas y las especias también están relacionadas con la halitosis. Para evitarlo es importante consumir estos productos con moderación, llevar a cabo una higiene dental adecuada y no olvidar limpiarnos la lengua correctamente.

 

  1. Tener cuidado con los alimentos duros. Los maricos o el turrón son alimentos muy duros que al morder pueden provocar fracturas en los dientes, la ortodoncia o las carillas.

 

  1. Comenzar el año con buenos propósitos. La entrada del nuevo año es la fecha perfecta para marcarnos objetivos. Uno de los cuales puede ser mantener unos buenos hábitos de higiene dental. Para ello, podemos empezar por poner fecha a la revisión anual con nuestro dentista.

 

¡Y por supuesto debemos sonreír siempre! En Achútegui Dental te ayudamos a cuidar de tu sonrisa.

También te pueden interesar:

 

¿Qué es el sarro y cómo evitarlo?

Qué es el sarro y cómo evitarlo Clínica Dental Achútegui Donostia San Sebastián

Pero, ¿qué es el sarro o placa bacteriana?

Para entender cómo se forma, primero debemos explicar qué es.

El sarro es la placa bacteriana endurecida; y la placa bacteriana es una película adherente e incolora de bacterias que se forma en el borde de la encía con el diente.  Si no llevamos a cabo una buena higiene dental la placa se endurece por depósito de sales que hay en la saliva y se forma el sarro, que puede estar tanto por encima de la  encía adherida al diente como por debajo de la encía adherida a la raíz del diente. Esto facilita la aparición de caries, mal aliento o halitosis, la inflamación de nuestras encías (incluso el sangrado) o periodontitis (enfermedad que afecta a nuestras encías y puede derivar en la pérdida de nuestras piezas dentales).

A  parte de ser un problema de salud también puede llegar a ser un problema estético, en forma de manchas. La ingesta de té, café o tabaco tiñe el sarro y lo convierte en manchas amarillas y marrones.

¿Cómo evitarlo? Siguiendo los siguientes consejos:

  • Llevar a cabo una higiene dental adecuada
  • Evitar los siguientes alimentos: comidas con excesivo azúcar, golosinas, refrescos, bebidas alcohólicas.
  • Evitar fumar
  • Acudir al dentista como mínimo una vez al año para hacer una revisión bucal, recomendable cada  6 meses.

Evitar la formación de sarro debería ser una de nuestras preocupaciones diarias y una de las razones por las que mantener nuestros dientes limpios y sanos, una de las razones por la que deberíamos cuidar nuestros hábitos alimenticios, nuestra salud.

También te puede interesar:

¿Qué deberían saber los padres acerca de la salud bucodental de sus hijos?

salud bucodental de tus hijos Qué deberían saber los padres acerca de la salud bucodental de sus hijos Clinica Dental Achutegui Tu dentista en Amara Donostia

Los dientes de leche empiezan a erupcionar hacia los 6 meses y hasta los 2 años y medio no terminarán de salir los 20 dientes y muelas de leche en el niño, un total de 10 piezas en cada arcada.

Estos dientes son muy importantes porque guiarán a los permanentes en su erupción, les mantendrán el espacio y serán con los que empiecen a aprender a morder y masticar la comida, e incluso a pronunciar algunas palabras.

Cuando el niño empieza a salivar más de lo normal o empieza a no dormir bien, es probable que le estén empezando a salir los dientes. Existen geles para masajear las encías o mordedores que pueden ayudar a aliviar la situación.

En cuanto erupcione un diente hay que empezar a limpiarlo. Al principio se puede limpiar con una gasita o con un cepillo suave pediátrico. Hay que acostumbrarlos desde pequeñitos en unos correctos hábitos de higiene oral. Es aconsejable que los padres supervisen el cepillado por lo menos una vez al día y hasta los 7 años. La pasta dentífrica se puede usar desde el principio y es recomendable que tenga 1000 ppm de flúor. La cantidad variará dependiendo de la edad; hasta los 3 años el tamaño de un grano de arroz, de los 3 a los 6 años aumentaremos el tamaño al de un guisante y así progresivamente. El cepillo es recomendable cambiarlo cada 3 meses y limpiarlo bien después de cada uso.

La primera visita sería aconsejable que fuera en torno a los 3 años; para que vayan familiarizándose y lo ideal serían 2 visitas anuales.

A los 6 años erupcionan los primeros dientes definitivos, los cuales es aconsejable sellarlos con selladores de fisura para evitar que se careen.

En torno a esta edad también empieza el recambio de los dientes de leche, empezando habitualmente por los incisivos inferiores. Aquí podemos detectar diferentes anomalías de erupción:

  1. No es normal que el diente definitivo erupcione sin que se caiga el de leche. Este es un motivo de acudir al dentista. Normalmente esperaremos 1 mes para ver si se cae por sí solo y sino procederemos a la extracción del de leche. Durante ese mes le diremos al niño que lo mueva continuamente y que muerda con ese diente para ver si se cae.
  2. Hacia los 9 años habrá que vigilar la salida de los colmillos con una radiografía panorámica. Es un diente que con frecuencia sale en una malposición dentaria por falta de espacio, e incluso no erupciona. Si vemos algún problema y su dentista no realiza ortodoncia le derivaremos a un ortodoncista.
  3. En la Ortopantomografía también valoraremos si hay alguna agenesia (ausencia de diente o muela definitiva). En estos casos el diente o muela de leche se intentará mantener el mayor tiempo posible en boca, habiendo casos de dentición de leche en personas en torno a los 50 años.
  4. Puede haber una anomalía por que el niño se chupe el dedo o haya usado el chupete más allá de los 2 años. Estos hábitos pueden deformar la arcada dentaria y a veces necesitarán de ortodoncia para corregirlo.

Muchas veces la primera visita del niño es por dolor. Hay que pensar que los dientes de leche al igual que los definitivos son dientes vivos, que tienen pulpa (nervio) y que una vez que la caries llegue al nervio empiezan con dolor igual que en edad adulta. Por eso es importante que el niño nos visite desde los 3 años, 2 veces al año, para que se familiarice con la clínica y podamos diagnosticarlas antes de que duelan y el niño, además de sufrir asocie la visita a la clínica con el dolor.

Te puede interesar:

Amaia Berasategi
Odontóloga

Cómo influye la dieta en la salud oral de nuestros hijos

evitar las caries en niños Cómo influye la dieta en la salud oral de nuestros hijos Clinica Dental Achutegui Tu dentista en Amara Donostia San Sebastian

Comer mucho no quiere decir comer sano. La obesidad infantil cada vez es mayor en nuestro entorno. Tenemos que comer de manera equilibrada y esto permitirá crecer de manera sana a tu hijo. Hay que reducir el consumo de productos azucarados, salados y que contengan grasas y recurrir a frutas, vegetales, pescado… Evitar al máximo las bebidas azucaradas (refrescos, jugos embotellados…) y a ser posible darles agua o leche para beber. La OMS recomienda un consumo menor a 5 cucharaditas de azúcar al día.

La cantidad de azúcar que comemos está muy relacionada con la facilidad de desarrollar caries, pues en la boca tenemos unas bacterias que transforman estos azucares en ácido y esto destruye los tejidos duros del diente (esmalte y dentina) produciendo la caries. Para prevenirla es necesaria una dieta sana, una correcta higiene bucal y revisiones periódicas al dentista.

Si tienes un bebé no mojes el chupete o el biberón en azúcar. A la noche hay muchos bebés que se duermen con el biberón o en el pecho de la madre, esto no es aconsejable pues antes de acostarles les deberíamos limpiar los dientes.

Por lo tanto, para evitar las caries es importante habituar a nuestros hijos en unos buenos hábitos de higiene oral y una alimentación equilibrada, basada sobre todo en frutas, verduras, pescado, evitando todo lo que se puedan los azúcares.

En la Clínica Dental Achútegui de Amara estaremos encantadas de atenderos y resolver las dudas que tengáis sobre la salud bucondental. Puedes visitarnos en la Avenida de Madrid 32, bajo en Amara Donostia – San Sebastián, llamarnos al 943 463 215 o escribirnos al Whatsapp 619 365 785 o a clinica@achuteguidental.com

Te puede interesar…

Amaia Berasategi
Odontóloga

Estrés y Salud Bucodental

El estrés es una de las mayores plagas de nuestra época y puede afectar seriamente a nuestra salud bucodental 

Según datos extraídos del VII estudio CinfaSalud sobre “Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés” se extrae que 9 de cada 10 personas en España en edad laboral han tenido algún episodio de estrés en el último año.

Los datos son alarmantes, pero por desgracia no nos sorprenden.

El estrés está tan presente en nuestras vidas que en muchas ocasiones minimizamos sus efectos y no damos la suficiente importancia a los estragos que puede ocasionar en nuestra salud, incluida nuestra salud bucodental.

En la clínica Dental Achútegui de Amara recibimos a menudo personas ansiosas, estresadas que presentan diversos problemas en su boca que suelen estar relacionados con su ritmo de vida.

Cuando pensamos en asociar estrés y salud bucodental la primera consecuencia que nos viene a la cabeza, la más obvia es el bruxismo. Las personas estresadas tienden a apretar más los dientes, tanto dormidos como despiertos.  Este bruxismo  se traduce en desgaste dental, dolor en la articulación tempomandibular, etc.. y que como ya hemos mencionado en otras ocasiones puede derivar en dolores de cuello y espalda.

Sufrir estrés se asocia al aumento de los niveles de cortisol, una presencia excesiva de esta hormona está asociada a la aparición de enfermedades en las encías.

Las aftas y herpes labiales son frecuentes en personas estresadas, el estrés baja las defensas y contribuye a la aparición de estas molestas lesiones.

Además los altos niveles de ansiedad asociados al estrés provocan un aumento de la ingesta de azúcar, las comidas a deshoras y en consecuencia la incorrecta higiene dental que como sabemos incide directamente en la aparición de caries, problemas gingivales etc…

Estrategias para reducir el estrés hay muchísimas, la teoría nos la sabemos bien. Quizás ser un poco más conscientes de sus consecuencias nos ayude a tomar la decisión de cuidarnos más y de dar más importancia a una de las cosas mas importantes que tenemos: nuestra salud!

En la Clínica Dental Achútegui de Amara estamos para atenderos y resolver las dudas que tengáis sobre vuestra salud bucondental

 

Xilitol un aliado contra la caries

Clínica Dental Achútegui Amara

Uno de los aspectos más íntimamente relacionados con nuestra salud bucodental es nuestra alimentación.

El abuso de alimentos ricos en azúcar junto con una inadecuada higiene dental son los principales causantes de la placa bacteriana que daña nuestro esmalte y provoca las dichosas caries.

En las últimas décadas han aparecido alternativas al azúcar que han irrumpido con mucha fuerza en nuestra vida cotidiana. Estas han pasando a ser en muchos casos elementos frecuentes en nuestra lista de la compra.

Uno de estos sustitutivos del azúcar es la stevia. La stevia es un edulcorante de origen natural más adecuado para su uso cotidiano que el azúcar pero que presenta dos problemas o inconvenientes.

  1. La ingesta diaria de stevia es limitada, es decir no es recomendable sobrepasar una cantidad diaria de 4 mg.
  2. La stevia tiene un sabor particular que puede llegar a cambiar el de los alimentos a los que acompaña por lo que a muchas personas no les acaba de gustar.

En los últimos tiempos en el ámbito de los edulcorantes naturales aparece con fuerza el Xilitol. Este producto fue descubierto hace más de 100 años auque su uso como edulcorante en los chicles sin azúcar es lo que hace que se generalice su consumo.

Curiosamente muchos de los pacientes que nos visitan en la Clínica Dental Achútegui de Donostia piensan de manera equivocada que el Xilitol es un producto químico. Esto probablemente se deba a ese nombre tan rebuscado, pero la realidad es que no, su origen es natural.

El Xilitol procede de varias plantas, fundamentalmente del abedul aunque también puede encontrarse en el ajo y en muchas otras plantas. Tiene numerosas propiedades que lo hacen una alternativa muy recomendable al azúcar.

Sus principales ventajas son:

  • Previene la aparición de caries: ya que inhibe el crecimiento de las bacterias que forman la placa y estimula la producción de saliva. De hecho suele utilizarse como edulcorante en muchos dentífricos.
  • Es apto para personas diabéticas ya que no contiene fructosa.
  • Facilita el tránsito intestinal ya que llega al intestino delgado en forma de fibra.
  • Numerosos estudios señalan que previene la aparición de otitis en los más pequeños de la casa ya que inhibe el crecimiento bacteriano.

No podemos decir que todo sean ventajas, pero desde luego el Xilitol es una alternativa a tener en cuenta para sustituir el azúcar e incorporar poco a poco a nuestra alimentación.

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos encantadas de informaros.

 

Deporte y salud bucodental

¿Eres una de esas cientos… tal vez miles de personas que en estos días entrenan por las calles de nuestra ciudad preparando la Behobia-San Sebastián? Si tu respuesta es sí te interesa leer este artículo.

¿Está el deporte relacionado Con la salud bucodental de las personas?

Sí , por supuesto, y además en distintos sentidos. En muchos aspectos es beneficioso y en otros no tanto y todos son dignos de tener en cuenta.

Además en este caso la relación entre deporte y salud bucodental se da en las dos direcciones, el deporte puede afectar a la salud bucodental de las personas que lo practican y la salud bucodental puede ser un factor a tener en cuenta en el rendimiento deportivo.

Partiendo de la base de que hacer ejercicio es por definición saludable y beneficioso para la salud en general, mantenernos sanos y activos aumenta nuestra calidad de vida y previene distinto tipo de enfermedades, pasemos a desgranar los factores que influyen en nuestra salud bucodental en uno y otro sentido.

Practicar deporte de intensidad, no nos referimos a pasear al perro o a subir las escaleras de casa andando, puede influir en el aumento de la aparición de caries en los deportistas. ¿Por qué? Diversos estudios señalan el aumento de la respiración bucal, el consumo de bebidas isotónicas, e incluso el estrés que conlleva la competición deportiva influyen directamente en este sentido .

Una caries, que puede parecer un problema menor, puede afectar al rendimiento de un deportista. En numerosas ocasiones se ha observado que lesiones musculares de algunos deportistas tenían su origen en en problemas bucales no atendidos adecuadamente.

Por otro lado en los deportes de impacto son frecuentes los traumatismos dentales y vemos que tomar conciencia de este problema, lleva a muchos deportistas al uso de férulas para proteger sus dientes al igual que usan espinilleras o rodilleras.

El estrés asociado a la competición puedes estar relacionado con episodios de bruxismo determinantes a su vez en la aparición de problemas musculares en cuello y espalda.

¿En qué nos puede ayudar tomar conciencia de estos problemas? Sin duda en poner el foco en la prevención. Si practicamos deporte de forma intensa debemos igualmente aumentar la frecuencia de nuestras visitas al dentista, prestar atención a cualquier pequeño problema o molestia que pueda surgir para tratar de atajar el problema cuanto antes.

Como siempre, la prevención y una serie de cuidados básicos serán nuestros mejores aliados.

En la Clínica Dental Achútegui de Amara Donostia estamos para atenderos e informaros. Ah… y para animaros el día de la carrera!!

 

 

 

Niños: primera visita al dentista

Primera visita al dentista Achútegui Dental

Hay un momento en todas las familias con hijos en el que se plantea cuando se debería hacer la primera visita al dentista.

Hasta hace no mucho se consideraba un momento adecuado el final de la primera dentición. Los últimos estudios hablan de la necesidad de adelantar estas visitas hacia el año y medio dos años de edad ya que en muchos casos al final de la primera dentición ya han aparecido las primeras caries.

¿Qué sucede en la primera visita?

La primera vez que el niño acude al dentista en la Clínica Dental Achútegui de Donostia le hacemos un examen y una historia clínica. Valoramos cual es la situación de partida y si hay algún aspecto que requiera una atención rápida. Hablamos al niño y a sus padres sobre pautas de higiene y prevención y sobre el correcto uso del cepillo, la pasta etc.

¿Cómo prepararse en familia para esta primera visita?

En muchas ocasiones los dentistas nos encontramos con que los niños acuden al dentista con mucho miedo. Este miedo suele venir de las propias familias.

Mensajes del tipo “si comes muchas chuches tendremos que ir al dentista” o “ya verás como te vea el dentista que no te lavas los dientes…”

No ayudan al niño a tener una mejor relación con el cepillo y la pasta o a dejar de comer chuches y lo único que consiguen es generar una mala relación de partida con el profesional al que va a tener que acudir.

Otro aspecto importante es el momento en el que se acude al dentista.

Si esperamos a tener un problema y a que el niño tenga dolor o molestias es difícil que la relación que establezca con el dentista sea buena. Por eso también insistimos mucho en hacer una visita de valoración lo antes posible en la que a ser posible no haya que hacer más que una pequeña revisión y que sirva al niño para familiarizarse de forma positiva con nosotras.

Si en la primera consulta el niño tiene mucho miedo, está nervioso o no quiere colaborar los padres no deben ponerse nerviosos o enfadarse. Los dentistas tenemos recursos y experiencia para afrontar estas situaciones. Vernos a todos tranquilos favorecerá un mejor desarrollo de la consulta.

Tampoco es conveniente premiar o llevar al niño a la consulta con engaños. Vivirlo con normalidad como un aspecto más de nuestra higiene y de nuestra salud. Normalizar la vista al dentista y sistematizarla cada cierto tiempo ayudará al niño y a sus padres a acudir tranquilos incluso cuando hay que empastar una caries o solucionar algún que otro pequeño problema.

Si tenéis dudas sobre este o cualquier otro aspecto relacionado con vuestra salud dental recordad que en Achútegui Dental en Amara, Donostia, estamos para ayudaros.

ASMA Y ENFERMEDADES BUCALES

Asma y enfermedades bucodentales

El asma es una condición inflamatoria crónica que causa una constricción de las vías aéreas, produciendo exceso de moco y, por tanto, dificultando la respiración. Se le asocia una respuesta intensa bronquial ante diferentes estímulos. Es la enfermedad crónica infantil más frecuente

Esta condición es reversible, tanto de manera espontánea como por medio de diferentes medicamentos (broncodilatadores, corticoesteroides y anticolinérgicos, siendo la mayoría inhalados o en formato de jarabe).

Las personas asmáticas (medicadas o no) pueden sufrir alteraciones en sus cavidades orales. Además, el uso de los medicamentos potencia el riesgo de padecerlas. Sus efectos aumentan el índice de caries y erosiones dentales, enfermedad periodontal y candidiasis oral.

Las caries producidas por los medicamentos pueden deberse a la disminución de saliva que estos producen, ya que provoca un desequilibrio en la disolución del esmalte. Asimismo, se produce una disminución del pH, dejando un medio más cariogénico. Por otra parte, a los jarabes también se les añaden azúcares con el fin de disimular el sabor del medicamento.

En la clínica odontológica se debe tener especial cuidado con los pacientes asmáticos, ya que la ansiedad puede precipitar una crisis asmática. Es recomendable que el paciente lleve consigo la medicación habitual para ingerir una vez concluida la visita o, por si fuera necesario, en el caso de desencadenar una crisis.

Estos pacientes deberían recibir atención profiláctica especial, además de la educación correspondiente para reducir las alteraciones mencionadas anteriormente.

Aprender a cepillarse los dientes correctamente y estar motivado para la higiene diaria mejora considerablemente la salud bucodental.

Será recomendable realizar un control odontológico cada 3 meses, además de cepillarse con pastas y geles fluoradas de uso diario. Siempre y cuando sea posible, no administrar los corticosteroides inmediatamente antes de acostarse. Y tras su administración, realizar un enjuague exhaustivo. Igual de importante es el control del consumo de carbohidratos.

Cuando se trata de pacientes pediátricos, es importante que los padres hagan énfasis en el cumplimiento de estas medidas preventivas, para que así, junto a las visitas correspondientes al dentista se consiga una buena calidad de vida para los pequeños.

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos para informaros sobre este o cualquier otro tema relacionado con vuestra salud bucodental.

Leire Izaskun Achútegui

Embarazo y salud Bucodental

embarazo y salud bucodental clinica dental achutegui dentista donostia san sebastian amara

El embarazo es una etapa de enormes cambios para una mujer. La mayoría de ellos obviamente, relacionados con la propia gestación, pero no debemos olvidar otros que también están ahí y a los que hay que prestar atención para evitar males futuros.

A menudo escuchamos a los ginecólogos decir que ”todo los cambios que una mujer sufre durante el embarazo entran dentro de lo normal” Con esta afirmación se refieren a que en el embarazo pasan muchas cosas y todas pueden definirse como propias de esa etapa.

En el ámbito de la salud bucodental son muchos los cambios que se dan en esta etapa. El aumento en la segregación de hormonas, la mayor presión sanguínea, etc., provocan a menudo sensación de acidez y mal sabor de la boca, encías inflamadas y con frecuentes sangrados, mal aliento… La acidez de los vómitos que afectan a muchas embarazadas durante los primeros meses puede dañar el esmalte y provocar una aumento en la aparición de caries.

Durante el embarazo la mayoría de las mujeres añaden con gusto una serie de pasos a su rutina diaria con el fin de cuidarse más y mejor, son frecuentes las cremas para las estrías, evitar determinados alimentos, descansar más, tomar suplementos vitamínicos…

Añadir a esta rutina de cuidados unos sencillos pasos dirigidos al cuidado de nuestra boca nos puede ayudar a pasar esta etapa sin mayores consecuencias.

  • Cepillarnos los dientes como mínimo dos veces al día. A ser posible con un cepillo de cerdas finas para no irritar las encías y presentado especial atención a la lengua.
  • Utilizar hilo dental para completar la limpieza y prevenir el sangrado de las encías.
  • Evitar consumir azúcar que provoca un aumento de la placa y produce ácidos que dañan el esmalte.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada.
  • Acudir a nuestro dentista si nuestras encías están inflamadas o sangran para que evalúe nuestra situación y nos proponga un tratamiento en caso de ser necesario. Es aconsejable realizar una higiene dental cada 2-3 meses para barrer la placa bacteriana.

Es importante recalcar que durante el embarazo podemos y debemos acudir a nuestro dentista con normalidad, avisando siempre de nuestro estado. Entre el cuarto y el sexto mes de gestación es el momento ideal para realizar algún tratamiento no quirúrgico en caso de que fuera necesario. ¿Lo ideal? Visitar a nuestro dentista cuando vayamos a empezar a buscar un embarazo, en estos casos cobra más importancia si cabe la prevención.

¿Tienes dudas? En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia, estaremos encantadas de atenderte.

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

 

BEBÉS Y SALUD BUCODENTAL

Achutegui Dental bebés y salud bucodental 1

A menudo se presentan en nuestra consulta de la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia padres primerizos e incluso ya experimentados con dudas sobre la salud bucodental de sus bebés.

Y es que el tema da para muchas conversaciones y para mucha búsqueda en Internet. Las consultas más recurrentes suelen girar en torno a los posibles perjuicios del chupete o las tetinas de los biberones en la dentición de los niños últimamente también sobre si la lactancia materna puede afectar a la aparición de caries en los lactantes.

Cuando uno va a tener un bebé los buenos propósitos se multiplican y los padres suelen prometerse a si mismos que no recurrirán bajo ningún concepto al uso del chupete.  Pero… a menudo la realidad se impone y el bebé es un poquito más intranquilo de lo que esperábamos, tiene cólicos o duerme muy poco por las noches… y es en esos momentos cuando olvidamos nuestros buenos propósitos y el chupete nos parece un aliado imprescindible sin el que no podemos vivir.

Es en estos casos, cuando prescindir del chupete de golpe y porrazo nos parece un verdadero drama, cuando al menos debemos tener en cuenta una serie de aspectos para minimizar sus perjuicios.

En primer lugar es necesario usar chupetes adecuados a la edad de cada bebé. Si se usa biberón debemos evitar que el bebé se quede dormidos con él en la boca, no es conveniente que lo usen de chupete. En estos casos también es interesante comenzar pronto con la rutina de visitar al dentista, una evaluación temprana de la salud bucodental de nuestros pequeños nos puede evitar disgustos en un futuro.

Y la eterna pregunta ¿cuándo debemos quitar el chupete de la circulación? La lógica nos dice que lo antes posible, si puede ser antes de que el niño cumpla un año, perfecto!¿ Qué esta idea se nos hace muy cuesta arriba?, pues poco a poco debemos tender a que lo use lo mínimo imprescindible con el objetivo de retirarlo definitivamente en un plazo corto de tiempo.

Otra de las preocupaciones que nos llega a menudo a la consulta es el tema de la lactancia materna. Últimamente se ha extendido la creencia de que esta puede provocar la aparición de caries tempranas en los bebés. Nada más lejos de la realidad.

La lactancia materna al igual que en otros aspectos es beneficiosa para la salud bucodental de los bebés. Según la SEDO, contribuye al correcto desarrollo del aparato masticatorio. La succión del pezón es un ejercicio muy saludable para el correcto desarrollo de la boca y la mandíbula y tiene una menor incidencia en la posterior necesidad de usar ortodoncia que la alimentación con biberón.

En este como en cualquier otro tema dejarnos llevar por la rumorología no suele hacer más que aumentar nuestra confusión. ¿Qué debemos hacer ante la menor preocupación?  Consultar a nuestro dentista. En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia, estaremos encantadas de  aclarar vuestras  dudas ¿y con los bebés? Amor y paciencia… mucha paciencia 😉

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

 

¿Cómo actuar ante un traumatismo dental?

Los traumatismos dentales ocurren con frecuencia. Los dientes pueden ser fracturados, astillados, rotos en pequeños fragmentos o extruidos (fuera de la boca) completamente. Esto, generalmente ocurre por caídas, peleas, accidentes de tráfico, etc. Los niños son muy propensos a sufrir estos traumatismos. La rapidez del tratamiento influye directamente en el pronóstico de los dientes.

Lo primero que se debe tener en cuenta ante un traumatismo es que la persona esté bien. Tener en cuenta otras posibles lesiones de mayor seriedad. Valorar si ha perdido la consciencia o se ha dado un golpe en la cabeza.

Si la lesión es menor, se recomienda acudir al dentista de manera inmediata para intentar salvar el diente y sus funciones – antes de las primeras 24h.

Es muy importante localizar y guardar bien el trozo de diente fracturado, para que, de esta manera, el tratamiento sea más sencillo y estético. Frecuentemente, los dientes astillados o fracturados pueden ser restaurados y así mantener su estética natural y función. Sin embargo, pueden también requerir más tratamientos como la endodoncia (tratamiento del nervio), sobre todo, a largo plazo.

En caso de que el diente se haya desplazado o extruido completamente, existe la posibilidad de reposicionarlo al momento. El diente debe estar limpio y en la posición correcta. Si por diferentes motivos, la persona afectada no se ve capacitada para recolocárselo, se recomienda acudir a un dentista urgentemente.

La raíz de los dientes está cubierta de células necesarias para mantener una buena salud y función. Por lo que, si el diente se ha salido completamente, es importante mantenerlo limpio. La suciedad obvia se debe retirar con suavidad – NUNCA frotar ni cogerlo por la raíz. Si no, las células pueden ser dañadas. Se debe transportar el diente en un envase limpio y húmedo. Uno de los medios de transporte más sano es la leche. A falta de leche, es mejor transportarlo en la boca con saliva que en un envase con agua.

Seguramente, tras un traumatismo dental, el dentista ferulice el diente durante un par de semanas (una el diente a los dientes vecinos). Esto, evitará que el diente se mueva demasiado y pueda recuperar su función. Es normal que los dientes extruidos o dañados considerablemente se decoloren con el tiempo.

Los controles después del traumatismo son esenciales, ya que el estado del diente y, por tanto, su tratamiento, pueden variar con el tiempo.

Después del traumatismo se recomienda dieta blanda durante una semana. Nada de alimentos duros ni pegajosos. Es importante mantener una buena higiene oral mediante un cepillado suave. Se recomienda hacer enjuagues con Clorexhidina al 0,12% durante el tiempo que recomiende cada dentista.

Leire Izaskun Achútegui

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos encantadas de informarte sobre cualquier tema relacionado con tu salud bucodental.

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

¿Cepillo, hilo dental y colutorio?

Higiene dental Hilo Dental Cepillado Colutorio Consejos Beneficios Dentista Donostia San Sebastian Clinica Dental Achutegui

¿Cepillo, hilo dental y colutorio? ¿Debemos usar las 3? ¿Basta con limpiarnos los dientes? El enjuague bucal ¿es realmente útil sin el cepillado? Muchas dudas en el aire, pero… os las aclaramos todas.

Una buena higiene dental consiste en eliminar no solo los restos de comida sino también la placa bacteriana que queda entre y sobre los dientes. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. Os recomendamos lo siguiente:

  • El hilo dental se puede pasara antes o después del cepillado, no tiene importancia. Sirve no solo para eliminar los restos alimentarios sino también para remover la placa bacteriana que se acumula interpróximamente, ya que el cepillo no llega a limpiarlo
  • Se debe eliminar la suciedad y la placa de forma más completa con el cepillado.
  • Para finalizar, utiliza un colutorio para proporcionarnos un aliento más fresco además de su acción antibacteriana y anticariógena.

Pero, ¿se puede realizar solo uno de estos pasos para mantener limpios los dientes? No. En caso de realizar solo uno de los pasos, el que no puede faltar es el cepillado, pero no se consigue una limpieza completa.

El hilo dental elimina la suciedad entre diente y diente pero no limpia completamente la superficie. Y, el colutorio no es del todo eficaz, ya que sólo hace una limpieza superficial. No consigue arrastrar al máximo esa suciedad acumulada en los dientes. Y, un “mito”… tampoco sirve para blanquear los dientes. El colutorio limpia, sí, pero cómo única herramienta de limpieza… no hace lo suficiente. Sí se puede utilizar como una medida provisional en caso de que sea necesario (Caries y problemas de encías). Lo que está claro es que éste último, nunca podrá sustituir al cepillado y al hilo dental.

Destacamos también los beneficios del hilo dental y el colutorio:

  • El uso del hilo dental hace que disminuyamos las bacterias que se localizan en la boca. Su función es la de eliminar no solo los restos de alimentos, sino que también la bacteria, para de este modo evitar caries y pérdida de hueso.
  • Finalizar la limpieza bucal con un colutorio nos permite acabar con aquellas bacterias localizadas en zonas de difícil acceso. Además proporciona un aliento fresco. También, previene de enfermedades como caries o gingivitis.

En resumen, utilizar las 3 cosas: el cepillo, 2/3 veces diarias y el hilo dental junto con el colutorio 1 vez al día. Además de todo esto, como siempre os recordamos, no olvidéis visitar al dentista una o dos veces al año para su control y prevención. Importantísimo. ¿Alguna duda?, ¿Hablamos?

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos encantadas de informarte sobre cualquier aspecto relacionado con tu salud bucodental

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

Implantes Dentales: dudas más comunes

Implantes Dentales Dudas Mas Comunes Achutegui Dental Dentista Donostia San Sebastian

Si quieres volver a sonreír, y no volver a preocuparte por “ese diente perdido”, con un implante dental podrás sustituir la pieza natural ausente, recuperando así salud y belleza en tu boca con el tratamiento de restauración dental más efectivo.

Los implantes dentales son piezas de titanio que se colocan en el hueso maxilar o mandibular. Éstos tienen que osteointegrarse, es decir, conseguir una unión a nivel celular con el hueso para poder ser cargados con las restauraciones o piezas protésicas que se construyen sobre ellos; Se consigue así una mordida muy similar a la natural. Los implantes se colocan a personas de todas las edades.

Antes de realizar el tratamiento, quizás te surjan dudas. No te preocupes, respondemos a las preguntas más comunes.

Implantes Dentales Dudas Mas Comunes Achutegui Dental Dentista Donostia San Sebastian

¿Los implantes duran para siempre?

No existe un implante dental que garantice una duración para toda la vida, pero sí es cierto que son uno de los tratamientos más duraderos para recuperar un diente o dientes perdidos.

Los implantes duran muchos años, y en algunos casos toda la vida. Para ello, hay que mantener una buena rutina de higiene, un estilo de vida sano y acudir a las revisiones del dentista con regularidad.

¿Qué se hace si se pierde un implante?

La pérdida de un implante, es una situación muy poco frecuente, menor del 5%.

Si el implante se pierde antes de la colocación de la prótesis, normalmente es por falta de integración. Se procede a la retirada del mismo y colocación de uno nuevo.

Si el implante se pierde tras la colocación de la prótesis, ésta se desmonta, se retira igualmente el implante y se intenta corregir las posibles causas del fracaso antes de la colocación de un nuevo implante.

En definitiva, se debe acudir lo más pronto a tu odontólogo o estomatólogo ante cualquier duda para que los posibles problemas se minimicen.

Implantes Dentales Dudas Mas Comunes Achutegui Dental Dentista Donostia San Sebastian

¿Puedo fumar con implante dentales?

El tabaco afecta negativamente a los implantes, tanto en el periodo de cicatrización y osteointegración como en la conservación y funcionamiento adecuado de los mismos.

Con los implantes, ¿se mejora en calidad de vida?

Si, además de mejorar la calidad de vida en cuanto que recuperamos la función masticatoria, sin duda, con esta restauración, le hará sentir al paciente más seguro y rejuvenecido. Mejorando así su actitud y autoestima.

Hemos colocado los implantes dentales y, ¿ahora qué?

Una vez colocados los implantes dentales, tenemos que seguir acudiendo a las revisiones que nos recomiende el especialista. Éste, valorará el propio estado del implante, si hay posibles riesgos, y como evitarlos.

Recordamos que, seguir con las limpiezas orales es fundamental. Nos servirán para eliminar la placa incrustada en nuestros dientes e implantes

En definitiva, entre las técnicas para recuperar la estética y función pérdidas, una de las que ofrece más ventajas es la de los implantes dentales. ¿Hablamos?

En la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia, estamos encantadas de informarte sobre cualquier tema relacionado con tu salud bucondental

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

El rechinar de los dientes

Achútegui dental Bruxismo

Si sientes que tu cuello se contractura, te duele la cabeza o te molestan los oídos a menudo, puede ser que padezcas bruxismo y no lo sepas.

Los síntomas más habituales en el bruxismo son los dientes desgastados, sensibilidad dental o dolor en la mandíbula. El bruxismo consiste en apretar los dientes o rechinarlos de manera inconsciente y continua (sobre todo mientras duermes). La presión que se realiza puede ser, incluso, 5 veces más fuerte que cuando masticamos. Además, acaba dañando los dientes, desgastándolos y perdiendo esmalte. Otro de los inconvenientes es que puede crear luxaciones en la mandíbula y dolor de cabeza, cuello u oídos.

Si duermes acompañada, tu pareja puede comprobarlo porque normalmente se saca un ruido característico al rechinar los dientes. Si no tienes a alguien que pueda verificarlo también existe la posibilidad de realizar una electromiografía nocturna que mide el funcionamiento de los músculos al masticar.

El estrés es una de las principales causas de este trastorno. Por eso, durante la noche la mandíbula aprovecha para liberar la tensión apretando los dientes. Para evitarlo es aconsejable realizar ejercicios de relación y de estiramiento de los músculos de la mandíbula. No se recomienda mascar chicle con frecuencia porque podría empeorar el bruxismo.

El uso de férulas de descarga puede ser la solución para que el bruxismo no vaya a más. Se trata de una pieza que se coloca entre los dientes para que la mandíbula se relaje. Si ya es tarde y la dentadura está dañada se aconseja poner unas rehabilitaciones de porcelana o de resinas compuestas que ayudan a recuperar la forma de los dientes y preservar la función masticatoria correcta.

Si quieres que valoremos tu caso en concreto ponte en contacto con nosotros llamándonos al 943 463 215 o escribiéndonos un email a clinica@achuteguidental.com.

¿Es saludable masticar chicle?

Hoy en día el hecho de masticar chicle resulta una acción muy normal, pero no somos conscientes de los efectos y las consecuencias que esto acarrea.

El chicle es una golosina producida a partir de goma de mascar, a la cual se le añade edulcorantes y aromatizantes para que produzca un buen sabor. Sin embargo, tal y como afirma Jennifer Matthews en su estudio llevado a cabo en la Universidad Trinity de San Antonio, este producto tiene su origen hace once mil años en la península de Yucatán (México). Por aquel entonces se descubrió que mascar la savia de abeto condensada –extraída de los árboles de chicozapote originarios de esta región- era una buena forma de saciar el hambre, la sed y la ansiedad.

Con el paso de los años, esta materia fue evolucionando y extendiéndose a través de las regiones, hasta que, en 1880 en la ciudad estadounidense de Cleveland (Ohio) se fabricó el primer chicle de menta al que se le añadió jarabe de maíz para fijar el sabor. Desde aquel entonces hasta ahora se ha masificado la producción y venta de este producto, ya que se consumen una gran cantidad de ellos al día en todo el mundo.

El hecho de que sea un artículo tan demandado se debe, en gran parte, a que cuenta con numerosos puntos positivos. Uno de los principales es la reducción del apetito, especialmente, a la hora de ingerir cosas dulces como pueden ser las gominolas. Otro de sus beneficios es que aumenta el flujo de saliva, por lo que se logra reducir la acidez en la boca. Además, se suele usar como elemento calmante, debido a que se ha comprobado que en numerosas situaciones logra reducir la ansiedad y el estrés. Por último, otros de los factores que más influyen a la hora de ver el hecho de mascar chicle como algo positivo es que reduce las caries. Esto se debe al xilitol –edulcorante utilizado para la elaboración de algunos chicles sin azúcar- que frena la propagación de la principal bacteria de las caries.

Sin embargo, a pesar de que cuenta con diferentes ventajas, el número de desventajas que acumula es mayor. En primer lugar y uno de los inconvenientes más visibles es el dolor de mandíbula que causa, especialmente, cuando se mastica de forma continua y con excesiva fuerza. Relacionado con esto, la dentadura también sufre, sobre todo las muelas, las cuales se ven sometidas a un desgaste innecesario. Por su parte, el estómago también sale perjudicado, puesto que ingerimos mayor cantidad de aire, lo que desemboca en dolor e hinchazón estomacal. Para las personas que tienen empastes de amalgama, los beneficios son escasos, puesto que masticar chicle puede provocar que los productos tóxicos de los empastes sean expulsados al cuerpo y provoquen riesgos en los tejidos. Consumir este producto en exceso también puede desencadenar en una reducción de peso considerable, debido a que algunos cuentan con sorbitol, lo cual es un laxante que puede provocar diarrea crónica y dolor estomacal. Este no es el único elemento que contiene, sino que algunos también son elaborados con fenilalanina, es decir, un edulcorante que puede ser considerado una sustancia dañina para aquellas personas con problemas cerebrales.

En definitiva, masticar chicle no es perjudicial siempre que no se haga de manera excesiva y en repetidas ocasiones. La salud en general, pero, sobre todo, la bucodental es algo que debemos cuidar para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por ello, debemos ser conscientes de todos los beneficios que nos proporciona, pero también de las consecuencias y de los riesgos que pueden desencadenar.

¿Por qué nos duelen los dientes cuando comemos ciertos alimentos?

dolor de dientes al comer

La Sensibilidad Dentaria se produce por la exposición de la dentina tras el desgaste del esmalte.

¿Por qué nos duelen los dientes? Esta es una pregunta muy común cuando comemos o bebemos algo muy frío como un helado o muy caliente como un café o, cuando consumimos alimentos dulces o ácidos, sin embargo, son varias las causas que propician este malestar. A pesar de que, por lo general, suele tener una duración de pocos segundos, la sensación es desagradable, dolorosa e intensa.

El diente consta de tres capas, el esmalte, la dentina -tejido que se encuentra debajo del esmalte- y la pulpa dentaria –nervio ubicado en el interior de la pieza dentaria que consta de terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos-.  Lo que conocemos como Sensibilidad Dentaria, es un dolor intenso que se produce en la dentina cuando hay un desgaste del esmalte y ésta queda expuesta al exterior. De esta manera se genera contacto con un estímulo externo y se llega a las terminaciones nerviosas que son las que generan esta molestia.

Es una de las causas más conocidas sobre dolor dental y aunque suele aparecer en personas que se encuentran entre los 18 y los 40 años, cada vez son más los jóvenes afectados debido a las excesivas situaciones a las que nos exponemos hoy en día por el estilo de vida y las costumbres que adoptamos respecto al cuidado bucal. Más allá del consumo de comidas y bebidas calientes o frías, también hay alimentos que cuentan con un cierto porcentaje de ácido como puede ser los zumos cítricos, la coca cola que causan una erosión en el diente. Por su parte, un uso erróneo del cepillo de dientes o una pasta dental inadecuada también pueden generar desgaste del esmalte.

La recomendación principal consiste en mantener una rutina alimenticia en la que se eviten las comidas o bebidas muy frías o muy calientes, y también, las que desgasten el esmalte.

Si notas que aprietas los dientes (bruxismo) sería recomendable utilizar una férula de relajación, para evitar un mayor desgaste de las caras masticatorias del diente.

También la buena higiene bucal es imprescindible para mantener tu boca en perfecto estado. Se recomienda el uso de pastas de dientes y colutorios con flúor para aminorar la sensibilidad. Además, deberíamos cambiar el cepillo cada tres meses.

Por último, es imprescindible acudir al dentista siempre que percibamos algún tipo de molestia para comprobar cuál ha sido la causa que ha ocasionado el malestar y poder buscar soluciones al problema.

El dolor de espalda también se cura en el dentista

¿Quién nos iba a decir que un dolor de espalda puede estar relacionado con la boca? Así es, la postura corporal afecta directamente a la posición de la cabeza que, al mismo tiempo, se encarga de la posición de la mandíbula. Por lo tanto, un mal funcionamiento de la mandíbula puede derivar en molestias y alteraciones en la postura corporal.

Un dolor de espalda no siempre tiene porque estar unido a un problema en la columna. Síntomas como mareos, dolores musculares, dolor de oído y pérdida del equilibrio pueden ser por culpa de trastornos en el funcionamiento oclusal.

Muchas personas tratan de solucionar su problema de espalda, cuello y lumbares en los masajistas. Parece que el dolor se ha solucionado tras unas sesiones de masajes, pero pronto vuelven a aparecer los mismos síntomas. En gran parte de los casos, la raíz del problema está en la boca. Es entonces cuando para solucionar el problema se requiere de un trabajo de equipo que incluye a un dentista además de a un fisioterapeuta.

La persona puede detectar este problema si tiene una mordida cruzada,  uno de los hombros está más caído respecto al otro, la cabeza desplazada hacía delante o hacía un lado si se encuentra derecho, dolores de oído al abrir la boca… Otros motivos que originan esta disfunción son la ausencia de dientes, la costumbre de rechinar y apretar los dientes al dormir o durante el día (bruxismo), morder bolis o una maloclusión dental.

Por lo tanto una correcta oclusión y la utilización de férulas de descarga pueden ayudar a tratar dolores de espalda y para ello se requerirá de un trabajo en equipo entre fisioterapeutas, entrenadores personales y  odontólogos.

¿Seguro que te cepillas bien los dientes?

Cepíllate bien los dientes Achutegui dental clinica dental en donostia san sebastian

Al escuchar esta pregunta, mucha gente piensa que sí, que se cepilla bien los dientes. La respuesta se basa en la limpieza de la dentadura tras cada comida. Y aunque sea cierto de que ese es un hecho a tener en cuenta, son varias los puntos a considerar para un buen lavado de los dientes. Aquí te los contamos:

El material

Para cualquier actividad de la vida cotidiana se necesitan buenos materiales. Un buen carpintero necesita buenas sierras y cinceles. Un buen cirujano necesita buenos bisturís y tijeras. Y alguien que desee lavarse bien los dientes necesita un buen cepillo, una buena pasta, un buen hilo dental

Empecemos por el cepillo. Existen distintos tipos de cepillos; busca el que más te convenga. Existen cepillos de cerdas de nailon suaves, medias y duras, Si tu dentadura es sensible y las encías son finas, la tarea de lavarte los dientes debe ser delicada, escoge las cerdas blandas. En cambio, si tu dentadura es fuerte y las encías más gruesas, puedes optar por cerdas de dureza media, que te ayudarán a conseguir una limpieza más profunda.

También existen cepillos interdentales. Estos cepillos te ayudarán a eliminar la placa bacteriana acumulada entre los dientes, cuando el espacio entre éstos sea grande o cuando no es posible la utilización del hilo dental. Es el caso de personas con brackets  o prótesis que unen 2 o más piezas. El hilo no pueda ser desplazado hasta la parte inferior de los recovecos. En cambio, estos cepillos pueden ser introducidos con total facilidad.

Junto al uso de estos cepillos, es recomendable el uso de hilo dental. Sobre todo para limpiar los espacios entre piezas dentarias. Introdúcelo cuidadosamente sin lesionar la encía.

La técnica de cepillado

Existen muchas técnicas, pero más importante que la técnica es la minuciosidad con que nos cepillamos, consiguiendo así el mismo resultado con cualquiera de las técnicas.

Es importante en cualquiera de las técnicas seguir un orden, para no olvidar ninguna superficie sin limpiar, por ejemplo empezamos por las caras externas de los dientes del maxilar superior derecho, seguido de las del izquierdo, caras externas del maxilar inferior izquierdo seguido de las del derecho. Lo mismo con las caras internas y las superficies masticatorias.

Personalmente la técnica que creo más efectiva es la de Bass. Con el cepillo colocado con una inclinación de 45º entre diente y encía, se realizan unos movimientos vibratorios anteroposteriores pero sin desplazar el cepillo de su punto de apoyo. Los movimientos deben ser cortos, abarcando 2 ó 3 piezas. La placa bacteriana asciende por el penacho de cerdas, por lo que una vez terminado el cepillado se debe lavar bien el cepillo.

En las caras masticatorias de los dientes hacer movimientos de fregado u horizontales rápidos.

Además, no hay que olvidarse de limpiar la lengua. Aparte de mantener una buena higiene, esto nos ayudará a prevenir la halitosis.

Si sois muy meticulosos y queréis conseguir una higiene total, os recomendamos Plac Control. Es un revelador de la placa bacteriana que nos indica los lugares donde el cepillado no ha sido adecuado. Tiñe de color rojo la zona que necesita mayor limpieza. Esta solución favorece un aprendizaje para una limpieza profunda de la dentadura y boca. Se presenta en líquido o en comprimidos.

Frecuencia

Mucha gente se pregunta si es realmente necesario lavarse los dientes tras cada ingesta de comida. La respuesta ideal sería que sí. Aunque con el ritmo de vida actual a veces resulta difícil completar esta tarea. 

Es recomendable llevarse un cepillo de dientes y pasta. De esta forma podremos mantener nuestra higiene dental en la oficina o en nuestro lugar de estudio. Los chicles y otros tipos de productos pueden ayudar a mejorar la higiene dental, pero nunca llegarán a ser tan eficientes como un buen cepillado.

Se recomienda que el cepillado más concienzudo se haga a la noche antes de irse a la cama.

Por lo tanto, ten en cuenta estos consejos cada vez que te vayas a limpiar los dientes. ¡Para que cuando vengas a realizar tu revisión dental, te podamos decir que todo esta OK!

¿Persona mayor? ¡Cuida tu dentadura con mimo!

Es habitual ver a personas preocupadas por su aspecto físico; el ejercicio o las dietas son el reflejo de la preocupación que existe por el bienestar personal. Pero hoy en día, se le da más importancia al aspecto físico que a cualquier otro. Muchas veces se olvida la función que tiene cada parte del cuerpo humano y se le da prioridad a la belleza antes que a la utilidad.

En este sentido, la dentadura es una de las grandes olvidadas cuando hablamos de cuidar nuestro cuerpo. Es habitual “arreglarse” los dientes para tener una dentadura bonita, pero no lo es tanto cuidárselos para tener una dentadura sana. La mayoría de la gente se preocupa por los dientes cuando estos empiezan a dar problemas.

Para evitar esos problemas, es muy importante cuidar al máximo nuestra higiene bucodental. Es importante hacerlo a lo largo de toda nuestra vida, pero sobre todo en la madurez, ya que es cuando los dientes están más debilitados.

El paso del tiempo se suele dejar ver en las dentaduras de las personas mayores. La necesidad de implantes, o incluso de dentadura postiza, es habitual. Por ello aquí van algunos consejos para cuidar los dientes lo mejor posible.

Dientes naturales:

  • Es primordial cepillarse los dientes, por lo menos, dos veces al día. Lo más adecuado sería cepillárselos después de cada comida. Es indispensable que la limpieza sea concienzuda. Se debe actuar en cada rincón y en cada recoveco de nuestra dentadura, utilizando un mínimo de cuatro minutos en cada sesión.
  • Es recomendable cambiar de cepillo de dientes cada tres o cuatro meses. El continuo uso del cepillo puede desgastar las cerdas haciendo que pierda efectividad y arañe nuestros dientes.
  • Utiliza hilo dental una vez al día. El hilo ayuda a limpiar los huecos a los que las cerdas de nuestros cepillos no llegan. Si los huecos son grandes utiliza los cepillos interdentales.

Dentadura postiza:

  • Cepille la dentadura como haría con unos dientes naturales. En este caso se recomienda la limpieza con la prótesis fuera de la boca, para así poder limpiar también la parte superior de la dentadura.
  • Además hay que mantener la dentadura fuera de la boca por lo menos dos horas diarias. Lo más habitual suele ser hacerlo durante la noche. Se recomienda sumergir la dentadura en agua, y a ésta se le pueden añadir productos desinfectantes mínimo 3 veces por semana.
  • Al utilizar dentadura postiza, las encías pueden sufrir más, ya que el encajar y el desencajar la dentadura puede causar rozaduras. Es importante una limpieza blanda de las encías, es decir, una limpieza suave, sin grandes refrotes. De esta forma mantendremos unas encías saludables sin causar mayores daños.

Consejos generales:

  • El consumo de agua ayuda a la generación de saliva, y esto previene la caries.
  • Es recomendable visitar el dentista dos veces al año como mínimo. Las encías de las personas mayores suelen ser sensibles, y por lo tanto, conviene que un experto las revise cada poco tiempo.
  • Evite las costumbres alimenticias que no sean saludables. Deje el tabaco y no consuma demasiados azucares. Mantener este tipo de hábitos puede ser perjudicial no solo para los dientes, también para las encías, pudiendo producir infecciones y lesiones cancerígenas.

Combatamos el mal aliento

Si padeces de mal aliento lo primero deberíamos encontrar la causa que produce esa sensación, en la mayoría de los casos se originan en la boca, pero también podría deberse a problemas estomacales. Por lo tanto lo ideal es acudir a tu dentista y que te realice una correcta exploración bucodental.

El mal aliento o la halitosis, como la denominamos los dentistas, puede ser debido a una enfermedad de las encías por acumulación de placa bacteriana por mala higiene, enfermedad periodontal y caries sin tratar, o a factores externos como el tabaco.

Las recomendaciones serían:

– realizar una limpieza bucal si hay presencia de placa bacteriana e instruirte en una correcta utilización del cepillo (sin olvidar las encías y la lengua), de la seda dental y la recomendación de utilizar algún enjuague bucal antibacteriano.

  -el tratamiento de las caries.

 – Si fueras fumador te recomendaríamos que lo dejaras.

Otra causa que podría producir el mal aliento es la boca seca, algo que se asocia al mal aliento mañanero, tomar agua te ayudara a humedecer tu boca, eliminando gran parte del mal olor. También podrías masticar chicles sin azúcar para generar más saliva y que la boca no se te quede seca.

Tendríamos que tener en cuenta que también hay ciertos alimentos como el ajo o la cebolla que favorecen a tener esa sensación. El abuso de alcohol también estaría relacionado.

Si después de realizarse un correcto estudio bucodental el dentista no apreciara ningún signo o síntoma que produjera esta sensación lo adecuado sería visitar al médico digestivo para descartar otro tipo de problemas.

¡Adolescentes ojo con las caries!

La caries dental es la enfermedad crónica más común entre los adolescentes según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Hay que tener en cuenta que los niños cuando son pequeños están a cargo de los padres que son los que se ocupan de acompañarlos al dentista. Sin embargo, en la adolescencia visitar rutinariamente a tu odontólogo se vuelve menos importante. Muchos jóvenes no reciben el cuidado necesario o la información que se requiere para llevar adelante una correcta higiene dental. Para ello, desde la Clínica Dental Achútegui queremos daros unos consejos básicos:

Es muy importante reducir el consumo de refrescos. Los adolescentes suelen consumir una gran cantidad de refrescos que tienen un alto contenido de azúcar y estos son los causantes de las caries. Además de los aditivos ácidos. Todos estos componentes pueden dañar severamente el esmalte dental. Otra buena medida es tomarlo usando una pajita, lo que reduciría el contacto con los dientes. Después de su consumo se recomienda enjuagar la boca con agua.

Si el adolescente practica algún deporte, sobre todo de contacto, es necesario usar protectores bucales para prevenir lesiones orales. Se registran al año alrededor de 200.000 lesiones en la boca y la mandíbula. Puede comprarse un protector hecho a medida por su dentista o comprado en una tienda. Se aconseja mantenerlo limpio, enjuagarlo frecuentemente, no compartirlo con tus compañeros y guardarlo en un lugar ventilado.

Los piercings en la lengua siguen siendo una moda entre los adolescentes. Este accesorio puede ser muy peligroso para la salud bucal. Las personas que usan piercing en la lengua se terminan astillando los dientes con el arete cuando se duerme, come, mastica o habla. En ocasiones se estropea el esmalte del diente, pero en los casos más severos se pueden provocar fracturas mucho más profundas. Las infecciones también aumentan con los piercings en la boca. La lengua puede inflamarse y, en algunos casos, puede infectarse e inflamarse pudiendo obstruir la respiración. Si el equipo de perforación no está limpio puede causar otras infecciones, como hepatitis por transmisión sanguínea.

Por lo tanto, hay que encontrar tiempo para los hábitos saludables. Los adolescentes pasan muchas horas fuera de casa, quedándose a comer en el instituto, realizando actividades extraescolares, trabajos de media jornada…etc. Siempre es bueno que lleven un cepillo de dientes de viaje en la mochila para mantener los buenos hábitos de limpieza dental.  También se puede recurrir a los chicles sin azúcar o a beber agua durante todo el día para eliminar las bacterias o los restos de comida de los dientes.

Al igual que los adultos, los adolescentes deben visitar al dentista al menos dos veces al año. Las consultas al dentista y las limpiezas regulares no sólo mantienen los dientes blancos y brillantes, sino que también pueden ayudar a detectar problemas menores antes de que empeoren.

Cuidado con los excesos en Navidad

Ya está aquí la Navidad y con ella, habitualmente, los excesos navideños. Estas fechas son sinónimo de celebración, festividad, comidas, familia, y en definitiva, es época de felicidad y festejo. Como es habitual, cambiamos nuestros hábitos y rutinas y podemos estar dejando en peligro nuestra salud bucodental. La tentación de comer alimentos como el turrón, que produce muchas caries por su gran cantidad de azúcar, puede perjudicar a nuestros dientes. Por eso, se recomienda durante las Navidades mantener un cuidado especial de los dientes para mantenerlos sanos y conservar una buena estética.

En los meses de diciembre y enero aumentan los casos de fracturas en los dientes, caída de algún empaste o que se despegue algún bracket. Lógicamente la Navidad no sería la misma sin el turrón, pero entre todas las opciones el más recomendable es el duro porque el blando y el de chocolate tienen altos contenidos de azúcar. Se recomienda comer chocolate negro al 70% por sus propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.

No sólo abusamos del turrón, también bebemos más alcohol en las celebraciones y comidas durante estas fechas. Hay que tener cuidado con las bebidas azucaradas y gaseosas, ya que arremeten constantemente al esmalte dental. Recuerda que si te gusta el café o el té, debes intentar no añadir muchas cucharadas de azúcar. Fumar tampoco beneficia a nuestra dentadura, ya que disminuye la oxigenación del tejido de nuestra boca y perjudica directamente al diente.

Por todo esto, desde la Clínica Dental Achútegui además de desearos unas felices fiestas, os recordamos que llevéis el cepillo de dientes con vosotros y os limpiéis los dientes 3 veces al día (la de la noche debe ser obligatoria). Y si por cualquier motivo olvidas el cepillo de dientes, mastica un chicle sin azúcar después de comer para que salives más y te ayude a proteger tus dientes neutralizando los ácidos de la comida.

¡Feliz Navidad y prospero año 2016! 🙂

Agur al chupete en Navidad

El chupete es uno de los objetos más valorados de los niños durante la primera parte de su infancia. Además de relacionarlo con un papel nutritivo, los bebés también lo utilizan para tranquilizarse y calmarse. Existe un gran debate en torno a este tema, algunos creen que el chupete puede afectar negativamente en la estructura de la boca y al crecimiento de los dientes. Lo cierto es que no existe ningún peligro, ya que el chupete ayuda en muchos aspectos al desarrollo de los maxilares del niño. Lo que si deben vigilar los padres es que los niños que no usan chupete no cojan otras costumbres como chuparse el dedo o morder otros objetos. Está demostrado que el chupeteo del dedo si produce graves modificaciones en el desarrollo de los dientes, creando graves problemas ortodóncicos. Además, las manos de los niños pueden estar en contacto con el suelo y no mantener una higiene bucodental correcta.

Normalmente, lo más complicado no suele ser que empiecen a usar chupete, sino quitárselo para siempre. Se recomienda quitar el chupete a los niños antes de cumplir los 3 años. Para ir quitando la costumbre de que esté siempre con el chupete en la boca o cerca de él, hay que intentar evitar una serie de hábitos como colgarle el chupete en la ropa para que no lo tenga siempre a su disposición o quitárselo cuando se haya dormido. Pero muchos os preguntaréis cómo podéis quitárselo, si se pasa las 24 horas del día con él. Los profesionales aconsejan quitárselo de manera radical, sin avisar, diciéndole al pequeño que el chupete “ya no está” y distrayéndole con algún juguete que le guste. Los tres o cuatro primeros días puede que sean duros y que el niño esté más casquetoso, pero en pocos días se le habrá olvidado.

Otra forma muy utilizada por los padres y que tiene muy buen resultado en los niños, es dejar el chupete a los Reyes Magos o al Olentzero en Navidad. Ya que se acerca el mes de diciembre, es conveniente que se le vaya diciendo al niño que va a tener que “despedirse del chupete en Gabonas” porque ya es mayor y sino los Reyes le van a traer regalos de niños pequeños. La víspera de Reyes se dejan los chupetes (es importante que se dejen todos) en la mesa junto al turrón para Melchor, Gaspar y Baltasar y el agua para los camellos. Parece absurdo pero este tipo de juegos con los niños funcionan y no será tan duro como quitárselo de un día para otro.

Da el paso con tu hij@ 🙂 🙂

Mi hijo no quiere cepillarse los dientes

Todos hemos sido niños y en multitud de ocasiones no hemos querido limpiarnos los dientes, nos daba pereza o simplemente no creíamos que fuese tan importante. Cada noche la misma historia antes de ir a la cama, tu hijo no quiere limpiarse los dientes y empieza a corretear y a escaparse como si de una pesadilla se tratara. ¿Qué podéis hacer los padres para convencer a vuestros hijos de que hay que lavarse los dientes de manera correcta y tres veces al día? En este post os daremos algunas técnicas para atraer a los más pequeños y concienciarles de que la higiene bucodental es esencial. De esta manera, nos aseguraremos de que nuestros hijos y su salud bucal crezcan sanos y libres de caries.

¿Qué es lo que más les gusta a los niños? ¡Aprender jugando! Pues vamos allá 🙂

La manera más fácil de que interioricen esto es a través de la diversión, las lecturas y los dibujos animados. Para ello recomendamos los siguientes libros:

  • Cepíllate el pico Perico: Se trata de un divertido cuento cuyo protagonista es un pollito llamado Perico. Un día su madre se da cuenta que el canto de su hijo sonaba diferente así que lo lleva al médico donde descubre que tiene caries. Su Perico ha descuidado la higiene de su pico, algo que no volverá a suceder.
  • El libro de los dientes limpios: Se trata de un libro que está dirigido tanto a niños como a padres. El libro está compuesto por dos partes: en la primera, dos divertidas hadas guían a los pequeños a través de sus aventuras y simpáticas actividades para concienciarles sobre la necesidad de cuidar sus dientes. La otra parte está dirigida a los padres, proporcionándoles ayudas, claves y métodos para animar a los pequeños al cepillado de sus dientes. Puedes leerlo online o descargarlo gratuitamente desde su página web.
  • ¡A lavarse los dientes!: Un divertido libro con simpáticas ilustraciones que ayuda a los niños a aprender a lavarse los dientes, les introduce en el vocabulario del mundo de la higiene oral y les enseña la técnica correcta de lavado a través de ilustraciones muy atractivas.

También existen videos muy educativos y a la vez entretenidos que recomendamos para ponérselos a los niños. Puedes descargártelos o verlos online en Youtube. Está comprobado que con los niños estos vídeos funcionan:

  • Dientin: Este dibujo animado enseña la importancia de la salud oral y lo importante que es lavarse los dientes.
  • Muelitas: Estos capítulos son muy divertidos y educativos para los pequeños.
  • Doctora Juguetes: La doctora enseña a los niños a cepillarse los dientes correctamente.

En Internet hay un sin fin de cuentos y vídeos que te pueden ayudar a enseñar a tus hijos a cuidar de sus dientes de una forma amena.

 Cómo motivar a un niño

mi hijo no quiere cepillarse los dientes achútegui dentista donostia
Fuente: Facebook de Portal Odontólogos

Es imprescindible que además de que se use la diversión y los juegos para concienciarles, los padres sean un ejemplo para ellos. Los niños, muchas veces, quieren saber el motivo de todo y como es lógico también querrán saber por qué es importante cepillarse los dientes. Aunque cueste un poquito, hay que hacerles entender lo importante que es mantener la boca sana.

Cuando un niño no quiera limpiarse los dientes, no es recomendable que se le sancione. Sin embargo, se le puede premiar con leerle su libro favorito. Es muy importante que os laveis los dientes juntos, que el niño os mire y quiera imitaros. Así aprenderá más rápido.

¡Que no falte la diversión!

¿Puedo acudir al dentista tomando Simtrom®?

Si tomas Simtrom®, si puedes acudir al dentista. Éste debe ser informado de que sigues un tratamiento anticoagulante y te informará de las pautas necesarias para la realización de tu tratamiento.

Tratamiento dental y toma se Simtrom® no son incompatibles

Generalmente, no es necesario tomar precauciones en los empastes, endodoncias e higienes. Si, en las limpiezas de boca , extracciones dentarias y cirugías orales como los implantes.

Hay que controlar el INR para asegurar que esté en su rango terapéutico.

  • LIMPIEZA DENTAL: Se realizan enjuagues con Amchafibrin® durante y después de la limpieza. Los enjuagues se deben hacer sin tragar y con suavidad .
  • EXTRACCIÓN DENTAL: Tu dentista irrigará la zona cruenta tras la exodoncia con una ampolla de Amchafibrin® y a continuación te dará unos puntos de sutura. Después realizarás compresión de la zona con una gasa empapada en Amchafibin® durante 20 minutos. Posteriormente realizarás un enjuague de dos minutos de duración cada 6 horas durante dos días con el mismo fármaco; no se debe comer ni beber durante una hora trás ellos. Evitarás los alimentos duros o calientes.

Estas normas arriba mencionadas son orientativas, consulta cualquier duda con el equipo de la Clínica Dental Achútegui antes de cualquier intervención. Podremos aconsejarte de forma personalizada y adecuada a tu tratamiento en concreto.

Piercing en la boca: Riesgos y Recomendaciones

¿Vas a ponerte un piercing en la boca? Te informamos de los riesgos que supone.

Antes de tomar la decisión de ponerte un piercing en la boca te explicamos las consecuencias que puede tener y los efectos negativos sobre tu salud.

Dependiendo de la ubicación pueden provocar la retención de comida y dificultar la limpieza bucal, con lo que aumenta la aparición  de bacterias que crecen y se reproducen,  provocando halitosis, inflamación, infección o sangrado.

Como dentistas te informamos de los riesgos que puedes padecer si decides hacerte un piercing en la lengua:

-Dolor e inflamación

En muchos casos la lengua se inflama después de realizar el agujero .

-Aumento de caries dentales

El acúmlo de placa favorece la aparición de caries.

-Fracturas dentales

Es común encontrar dientes fracturados por el choque del piercing contra los mismos.

-Infecciones

La herida que se produce al colocar un piercing aumenta la probabilidad de infecciones en la boca.

-Enfermedad periodontal

El piercing puede dañar las encías provocando en algunos casos incluso  la caída del diente. Este daño es debido al acúmulo de placa bacteriana y sarro, además del trauma mecánico a causa del rozamiento del piercing sobre la encía.

-Alergias

 El material del que está hecho el piercing puede provocar reacciones alérgicas que puedan desencadenar  problemas más graves.

-Deformidad de la lengua y úlceras

-Alteración del gusto (disgeusia ) y del habla

-Dificultad para masticar y salivación excesiva ( hipersialia)

-Ingestión involuntaria

Se puede producir al soltarse el piercing. ¡Cuidado si va por la vía aérea!

-Transmisión de enfermedades infecciosas

Se debe acudir para su colocación a profesionales cualificados, para que se realice en centros que cumplan todas las medidas higiénico sanitarias necesarias y con técnicas adecuadas. Se pueden transmitir enfermedades como herpes, hepatitis B y C y VIH.

-Riesgo de cáncer oral

Cuidar la limpieza

Si después de leer todas las posibles complicaciones sigues pensando en colocarte un piercing o si ya lo tenías, te recomendamos que cuides mucho tu higiene bucodental.

Debes mantener el piercing limpio, cepillándolo además de los dientes y la lengua, y utilizando un enjuague bucal antiséptico después de cada comida.

Evita consumir productos que puedan irritar la herida causada como alimentos picantes, tabaco, alcohol…

Nuestra recomendación es que si puedes evites colocarte un piercing en la boca y elijas otra zona del cuerpo con menos riesgos para tu salud.

En caso de hacerlo es importante que realices visitas regulares a tu dentista para que podamos prevenir y detectar cuanto antes estas posibles complicaciones.

Cuida tu salud bucal en verano

Todos esperamos ansiosos la llegada del verano, pero junto a él se presentan los cambios de rutina que nos llevan a alejarnos y a despreocuparnos de los hábitos saludables durante las vacaciones. Las altas temperaturas, una mayor exposición al sol y el aumento de la actividad deportiva son los causantes de que el organismo pierda más agua de lo habitual.

Los productos clásicos del verano como los helados, sorbetes y granizados tienen un alto porcentaje de hielo y azúcares que están en constante contacto con los dientes y crean episodios de hipersensibilidad dental. Como ocurre con la mayoría de los alimentos, se debe encontrar un equilibrio y no abusar de ellos. Además, es fundamental mantener la higiene bucal para que no perjudique a nuestros dientes y encías. Una boca bien cuidada y sin problemas de esmalte no debería sufrir ninguna molestia. En caso contrario, si el dolor es muy fuerte se aconseja acudir a su odontólogo para que sea tratado.

Es primordial cepillarnos los dientes después de cada comida, al igual que lo hacemos en otras épocas del año, para evitar que azúcares y ácidos puedan favorecer la aparición de caries. Esto, sobre todo, debe tenerse en cuenta con los niños que son los que más consumen estos alimentos. Durante las vacaciones, acudimos menos al dentista y es recomendable aprovechar estos meses de mayor disponibilidad para realizar una revisión. Esta recomendación va dirigida a los niños que durante el invierno tienen menos tiempo libre.

No debemos descuidar tampoco estos cinco consejos:

  1. En verano se pica más entre horas y se consumen más bebidas azucaradas. Es por eso que los profesionales recomiendan llevar hilo dental en la bolsa de playa.
  2. El cloro de la piscina también es perjudicial, ya que está compuesto por productos químicos que pueden crear manchas en los dientes. Por eso, se recomienda mantener la boca limpia y sana.
  3. De la misma forma que te limpias los dientes por la noche para dormir, es importante que también lo hagas antes de la siesta. Esto se debe a que cuando dormimos disminuye la cantidad de saliva y las bacterias se aprovechan para alimentarse de los restos de comida.
  4. La exposición al sol también provoca lesiones en los labios, al igual que nos damos protector solar en el cuerpo, también hay que proteger los labios de las quemaduras.
  5. Y por último, ¡este verano toma los granizados y refrescos con pajita! Esta divertida herramienta evitará que los dientes sensibles puedan volverse más sensibles todavía.

Trastornos del sueño afectan a la salud dental

Existe una clara relación entre los trastornos del sueño y la salud dental.

Se ha demostrado una relación entre bruxismo y apneas del sueño en gran porcentaje de pacientes.

Durante el sueño por la relajación de los músculos de la garganta se produce un estrechamiento de la vía aérea superior, llegando en algunos casos a cerrarse casi por completo, lo cual impide que el aire llegue correctamente a los pulmones y ocasiona que el cerebro no reciba suficiente oxígeno. Se suele manifestar mediante ronquidos y apneas (interrupciones temporales de la respiración.)

Tras una apnea se produce un súbito despertar para recuperar la respiración, acompañada de un ronquido, y un apretamiento dental, impidiendo a la persona realizar un sueño profundo y reparador. El cerebro no deja entrar en sueño profundo como mecanismo de supervivencia. Debido a esto, las personas afectadas manifiestan cansancio y somnolencia durante el día.

Hay ciertos factores que favorecen la apnea y el ronquido como la obesidad, la edad, factores genéticos, consumo de alcohol y tabaco, la postura, factores anatómicos como tamaño de la lengua, anatomía de cuello, paladar y maxilar, obstrucción nasal,…

Normalmente, las personas afectadas no son conscientes del trastorno, siendo sus familiares quienes lo advierten .

Los principales síntomas de la apnea son:

  • Ronquido habitual
  • Apneas observadas
  • Somnolencia diurna y/o cansancio (sensación de no haber dormido bien)
  • Hipertensión arterial
  • Episodios cerebrovasculares y cardiovasculares, debido a la falta de oxigenación
  • Bruxismo o desgaste dental- Apretar fuertemente los dientes, desgastándolos.
  • Si de estos síntomas, hay 2, se debe acudir al médico.

Otros síntomas:

  • Despertarse a menudo durante la noche, e insomnio.
  • Dolores de cabeza matutinos, apatía, falta de memoria.
  • Irritabilidad, nerviosismo
  • Siniestrabilidad…..

Por lo tanto, el bruxismo puede ser por stress o ser un síntoma de apnea del sueño.

Cuando se descarta la apnea del sueño, el tratamiento consiste en la realización de una férula de descarga que evita que se desgasten los dientes y conseguimos una relajación de la musculatura.

Cuando el bruxismo se acompaña de apnea del sueño leve o moderada, realizamos un dispositivo de avance mandibular, que además de conseguir lo anteriormente mencionado, se produce un adelantamiento de la mandíbula que abre el espacio a nivel de la orofaringe (garganta).Esto evita las apneas así como los ronquidos con o sin apneas asociadas.

Es recomendable que en los pacientes bruxistas, o con desgastes dentales, se descarte la existencia de apneas del sueño.

Si usted se levanta cansado o con dolor de cabeza, si molesta con sus ronquidos a su pareja o a su vecino, si se pasa el día cansado o somnoliento, puede que usted  tenga apnea del sueño. Es un problema muy frecuente ya que lo padecen más de 2.500.000 de personas en España y muy poco diagnosticado y tratado.

En nuestra clínica ofrecemos al paciente la realización del diagnóstico mediante una poligrafía respiratoria con un pequeño y cómodo dispositivo que podrá llevar a casa  para su diagnostico. Dicho dispositivo nos mide la frecuencia respiratoria y ronquido, la frecuencia cardiaca y saturación de oxigeno en sangre y la postura que adoptamos durante el sueño, ya que muchas veces la apnea es postural.

En nuestra clínica ofrecemos al paciente un tratamiento sencillo, eficaz y sin efectos secundarios mediante la realización de un DAM (dispositivo de avance mandibular).

También te enseñaremos unas medidas higiénico-dietéticas para reducir las apneas como evitar la obesidad, la posición decúbito supina al dormir, consumo de tabaco y alcohol…

En los casos que se diagnostique un cuadro de apnea severa, nuestro consejo es remitir al paciente a una unidad del sueño.

El porqué los estomatólogos y odontólogos trabajamos en esta patología es obvio, ya que trabajamos en esta parte del cuerpo, tanto para poder sospechar de la existencia del problema, al estar relacionado con el desgaste dental, tamaño de la vía aérea, alteraciones anatómicas, obesidad, cuando nos refiere el paciente ronquidos , apneas, cansancio y/o somnolencia, hipertensión arterial. Por eso los dentistas, estomatólogos y odontólogos, somos los profesionales de la salud que en muchas ocasiones, detectamos los primeros esta patología. También, al ser el tratamiento un dispositivo intraoral, somos los profesionales que mejor podemos llevarlo a cabo.

10 Consejos que puedes seguir de tu dentista para el cuidado de tu salud bucodental

dentista donostia

1. Cepíllate los dientes por lo menos 2 veces al día.

Dedícale el tiempo suficiente y presta atención a las encías. Acuérdate de cepillar la lengua de atrás hacia adelante para eliminar las bacterias. En el siguiente vídeo te explicamos la técnica de higiene bucal con el cepillo manual:

Puedes ver aquí más vídeos de técnicas de higiene bucal.

2. Utiliza a diario el hilo o seda dental.

Combinado con el cepillado de dientes te ayudará a prevenir caries, halitosis y la inflamación y/o infección de las encías.

3. Cambia de cepillo de dientes cada 3 meses.

Durante este tiempo acumula bacterias entre sus cerdas. Además  el deterioro de las cerdas en la punta deteriora la superficie de los dientes.

4. Utiliza un enjuague bucal.

Nos ayudan a reducir la placa bacteriana y evitan infecciones.

5. Cuida tu alimentación.

Procura tener una dieta sana y equilibrada ya que lo que comemos influye en la salud de nuestra boca. Evita “picar” entre horas, sobre todo los dulces y azúcares. Limpia siempre tus dientes después de cada comida.

6. Evita el consumo de alcohol y tabaco.

Binomio asociado a la patología de nuestras encías.

7. Cuida la estética de tu boca.

Una boca sana es una boca bonita.

Además contamos con un completo conjunto de tratamientos como las carillas o facetas de porcelana, el blanqueamiento dental, las obturaciones estéticos,  las prótesis de porcelana, la cirugía mucogingival, etc.  Es nuestra especialidad en la Clínica Dental Achútegui y donde mejor demostramos nuestro saber hacer.

8. Vuelve a reponer los dientes perdidos.

Podemos sustituir los dientes dañados o perdidos gracias a los implantes dentales con los que podrás volver a sonreír, hablar y masticar como lo hacías con tus propios dientes.

9. Realiza una limpieza bucal por lo menos una vez al año.

Te ayudará a prevenir enfermedades periodontales y a eliminar manchas en tus dientes. Puedes combinarla con las técnicas de blanqueamiento dental.

10. No te olvides de sonreír todos los días.

Dicen que un día sin sonreír es un día perdido. Cuida el ritmo de vida de tu día a día, evita el stres, haz un poco de deporte y cuida tu alimentación, rodéate de gente positiva y lucha por tus sueños. Seguro que todos los días encuentras un motivo para sonreír.

¡Te esperamos en nuestra consulta!

dentista donostia