¿Has perdido un diente? Te contamos las consecuencias, prevención y tratamiento

diente perdido


A lo largo de nuestras vidas, los seres humanos sufrimos la pérdida de nuestras piezas dentales por diversos motivos. El caso más común es la caída de los dientes de leche para ser reemplazados por nuestros dientes de hueso, que serán de uso permanente.

Sin embargo, en ocasiones las personas pueden perder dientes de forma prematura por otros motivos. Esto puede generar una serie de consecuencias que pueden ir desde la dificultad para comer, hasta el deslizamiento de otras piezas, ocasionando problemas mucho mayores.

En este post explicaremos todo lo que tiene que ver con la pérdida de dientes: cómo evitar que suceda, qué hacer en caso de que suceda y más. Si te interesa, acompáñanos para informarte sobre el tema.

Causas de la pérdida de un diente

El edentulismo puede deberse a numerosas causas. A grandes rasgos, estas causas se dividen en dos grupos: los traumatismos y las enfermedades dentales.

El primer caso se da cuando sufrimos algún golpe en nuestra boca, generalmente accidental, lo que ocasiona el desprendimiento parcial o total del diente. Con frecuencia, esta clase de traumatismos se dan durante la práctica de un deporte de contacto, un accidente de tráfico, una pelea, una caída o cualquier otro evento que implique un golpe en la boca.

El segundo caso se debe a enfermedades bucodentales, las cuales afectan el hueso y las encías. Los casos más frecuentes son las caries y la periodontitis que, en caso de no ser atacadas a tiempo, provocan la pérdida de dientes.

Consecuencias de perder un diente

La ausencia de un diente modifica la mordida de las personas. Por eso, la boca busca de manera natural cubrir el vacío por medio del movimiento de las piezas restantes. Esto ocasiona que los dientes adyacentes se inclinen y el contrario sobresalga. Las consecuencias son un roce indebido entre los dientes, una mayor acumulación de comida y sarro, mayor exposición a enfermedades y otras dolencias.

También puede ocasionar desgaste en el lado contrario de la boca al cambiar el lado para masticar que se usa con frecuencia.

El aspecto estético también puede verse afectado, sobre todo si la pieza pérdida es una pieza frontal, ocasionando incomodidad en el momento de sonreír. E incluso puede ocasionar problemas de habla, teniendo en cuenta que algunos dientes tienen un papel importante en la correcta pronunciación de ciertas letras.

¿Cómo prevenir la pérdida de piezas dentales?

Nuestros dientes son sumamente importantes en nuestra vida cotidiana, por lo que debemos cuidarlos mucho. Te mostramos estos simples consejos para que siempre mantengas una bonita sonrisa:

  • Cambia de cepillo de dientes regularmente.
  • Utiliza hilo dental. No basta con sólo el cepillado.
  • Como mínimo, cepíllate 2 veces al día.
  • Acude a una cita con tu odontólogo 1 o 2 veces al año, incluso si no tienes ninguna dolencia.
  • Si practicas algún deporte de contacto tacto, no olvides utilizar el debido protector bucal.
  • Sigue una dieta saludable. Evita el azúcar en exceso y consume una buena cantidad de calcio.

Tratamientos ante la pérdida de un diente

Si sufres la pérdida de alguna pieza, lo más recomendable es acudir a nuestros dentistas en Donostia lo más pronto posible. De hecho, existe la posibilidad de que, si el diente se ha caído recientemente, puedan reponer la pieza.

Si no es el caso, ofrecemos la opción del implante dental. Se utilizan materiales compatibles con los tejidos para fijar una raíz y una corona resistente.

Otro tratamiento son los puentes dentales. Estos tienen como función cubrir el espacio dejado por el diente caído mediante la unión de dos coronas para evitar el movimiento de los demás dientes.

Y, cuando las pérdidas son numerosas, se opta por utilizar las dentaduras removibles. En cualquier caso, el odontólogo valorará las opciones y decidirá cuál es la solución más viable.

La saliva puede ser una aliada en nuestra boca

saliva dientes boca

Todos en el mundo tienen saliva en la boca. Para algunos puede resultar innecesaria, pero lo cierto es que es una aliada fundamental para gozar de buena salud bucal.

Debemos recordar que se trata de un mecanismo de limpieza natural, mediante el cual tu boca se limpia de impurezas y se mantiene en constante movimiento. Para ello, posee propiedades naturales especiales que le permiten no solo mantener la boca limpia, sino mejorar la salud bucal.

Componentes naturales presentes en la saliva

Debes saber que nuestra saliva tiene propiedades antibacterianas gracias a que su composición se basa en una gran fuente de proteínas. Igualmente, tiene una importante acción lubricante para que el pH en nuestra boca se mantenga controlado, evitando así que cualquier tipo de bacterias permanezcan dentro de la boca causando enfermedades más graves.

Con la ayuda de estas proteínas y los demás componentes remineralizantes, la saliva ayuda a reducir la posibilidad y el alcance de las enfermedades periodontales y la caries. Para ello, aporta flúor y calcios naturales que ayudan a fortalecer el esmalte dental.

El propósito de todos estos elementos es neutralizar los ácidos presentes en los alimentos y eliminar el azúcar para reducir la posibilidad de caries. Por lo que, si no tienes una buena producción de saliva, aumentan los problemas de este tipo.

¿Por qué se modifica la producción de saliva?

La boca puede producir menos saliva de forma natural, por los horarios y las comidas. De hecho, cada vez que masticas repetidamente, la respuesta natural de nuestro organismo es producir saliva.

Igualmente, hay algunos medicamentos recetados que pueden hacer que la boca se reseque, por lo que se deben procurar otros mecanismos para generar la correcta secreción de saliva.

Aliados de la producción de saliva

Por las noches, la boca produce menos saliva y esta tiene menos movimiento dentro de la boca, por lo que se acumulan más bacterias que producen enfermedades periodontales. Es por esto que tenemos peor aliento por las mañanas. Así que es realmente importante ayudar a nuestra saliva con la limpieza realizando una correcta higiene oral antes de dormir y justo después de despertarnos.

Durante el día, cuando no comemos alimentos, nuestra saliva es un excelente aliado para procurar nuestra salud oral. Para apoyarla en su labor de higiene, una excelente recomendación es masticar chicle sin azúcar para maximizar el flujo de la saliva y evitar el depósito de residuos en los dientes.

Por otra parte, cuando estamos deshidratados, se produce muy poca saliva, por lo que siempre es recomendable mantener la hidratación bebiendo de un litro a dos litros de agua al día. La mejor forma de saber si te falta hidratación en la boca es que los labios están resecos, se adhieren entre sí y a los dientes.

Es importante destacar que, aunque la saliva es una aliada natural, funcionará de forma óptima si lo complementamos con los hábitos de salud e higiene oral. Esto quiere decir que no es suficiente con mantener la producción de saliva, sino que debes cepillarte los dientes constantemente, usar hilo dental y demás hábitos de salud bucodental.

Para cualquier duda o consulta puedes dirigirte a nuestra clínica dental en Donostia, nuestros dentistas estarán encantados de atenderte de manera personalizada.

Frenillo lingual corto: ¿Cómo reconocerlo? ¿Qué solución tiene?

frenillo lingual corto

Uno de los problemas más comunes en los recién nacidos es el frenillo lingual corto. Aquí, la membrana mucosa, al no alcanzar el tamaño adecuado, impide que la lengua pueda moverse con normalidad.

Esto influye de forma negativa en la calidad de vida de muchos niños. En este caso, tendrán dificultades para realizar sus actividades cotidianas y afectará sus capacidades lingüísticas.

Por eso, es necesario conocerlo y aprender cuáles son las maneras de identificarlo. Así será más fácil encontrar una solución efectiva que permita corregirlo a tiempo y evitar complicaciones futuras.

Cómo reconocer el frenillo lingual corto

La observación es fundamental para saber si hay algún inconveniente con esta membrana. Las madres que están en período de lactancia deben enfocar atención en el comportamiento del bebé en el momento de amamantarlo.

Si el pequeño no consigue extender o levantar la lengua para alcanzar el pezón, es muy probable que se deba a que la banda del tejido es demasiado corta.

Asimismo, en otros niños, esta anomalía no se evidencia sino hasta cumplir los 5 años de edad. Para ellos, se hace cada vez más difícil hablar, porque es posible que haya una fusión del órgano con el piso de la boca, algo que también interfiere con acciones muy simples, tales como comer, tragar y articular.

Un problema que afecta la cotidianidad

De no tratarse a tiempo, el frenillo lingual corto no solo ocasionará diferentes inconvenientes que se intensifican cada día durante la infancia, sino que podría tener repercusiones más graves en la adolescencia o en la adultez.

Una de las más comunes es la dislalia evolutiva. La imposibilidad de mover la lengua adecuadamente no permite hacer una correcta pronunciación de las palabras, lo que les afecta de forma negativa en el momento de comunicarse con los demás.  

Estas limitaciones en cuanto al movimiento también hacen que sea cada vez más difícil la transferencia de saliva a los labios. Por eso, es muy común que se escamen con facilidad.

Por otro lado, el roce continuo entre las encías inferiores y el órgano muscular ha de causar la formación de úlceras y ampollas, y hace que se acumulen bacterias productoras de placa, gingivitis, e incluso, mal olor.  

Asimismo, el frenillo lingual corto podría ocasionar problemas respiratorios, porque eventualmente se producen malformaciones en la estructura maxilofacial y se reduce el diámetro de las aperturas de las fosas nasales. De este modo, el paciente pasará la mayor parte del tiempo respirando por la boca.   

Una solución efectiva

En la actualidad, existen diferentes métodos que permiten hacer una corrección durante los primeros años de la infancia. Entre las opciones más eficaces destacan los tratamientos con especialistas en logopedia, que sugieren diversos ejercicios para tener una mejor capacidad de movimiento.  

En casos más severos, es preciso hacer una intervención quirúrgica para extraer la membrana. Después, se debe complementar con sesiones de rehabilitación, lo que evitará que este tejido se acorte de nuevo.

Lo ideal es acudir a un médico, quien hará una evaluación exhaustiva y se basará en factores como la edad y la gravedad del problema. Determinará cuál de estas soluciones resulta más conveniente para tratar el frenillo lingual corto, de manera que el paciente, sea niño o adulto, pueda retomar su movilidad lingual y realizar sus actividades con total normalidad.

Cualquier duda puedes consultar con nuestra clínica dental en Donostia.

Piercing en el labio: ¿qué debes saber antes de hacértelo?

piercing labio

En pleno siglo XXI las modificaciones corporales son cada vez más comunes. Las perforaciones se han vuelto tendencia y son amadas por personas en todo el mundo. Los piercing en el labio son bastante aclamados y usados. Por desgracia, pueden afectar la salud bucal gravemente. Por eso, es necesario tomar precauciones antes de usarlos.

¿Qué debes tener en cuenta antes de un piercing en el labio?

Los piercing en el labio pueden tener algunas complicaciones. Esto se debe a que la perforación se puede ver infectada por la falta de higiene bucal. La boca es una zona completamente sensible. Por eso, cualquier tipo de perforación, por pequeña que sea, causará dolor.

El piercing estará en constante contacto con todo tipo de bacterias que se encuentran en la cavidad oral. Es necesario cumplir todos los estándares de limpieza y cuidado bucal para evitar complicaciones.

Hay que hacer este tipo de intervenciones en manos de un profesional que esté certificado. También es prioritario asegurarse que todas las herramientas y materiales utilizados en la perforación sean de calidad y estén completamente esterilizados.

Consejos para el cuidado diario de un piercing en el labio

Hacerse piercing en el labio es una perforación que puede atentar contra la salud de la cavidad bucal. Algunos de los consejos de cuidado diario del piercing en el labio, más importantes son:

  • Durante el proceso de cicatrización, debes  limpiar la herida constantemente con alcohol y un cepillo de dientes exclusivo.
  • Después de ingerir alimentos y bebidas se debe higienizar el piercing. Esto se recomienda durante los dos primeros meses después de la perforación. Así se cuida que la herida no se infecte.
  • Cepillar los dientes 3 veces al día y siempre usar enjuague bucal. Este es un antiséptico ideal para eliminar bacterias después de cada comida.
  • Se debe evitar consumir bebidas alcohólicas, alimentos pegajosos y fumar tabaco.
  • Una vez que pase el proceso de cicatrización, retirar el piercing después del cepillado de los dientes y limpiar el área.
  • Se debe retirar mientras se realizan actividades deportivas o de alto impacto.
  • Visitar constantemente a nuestro dentista en Donosti para asegurarse que la perforación no está ocasionando efectos secundarios en la salud bucal.

Algunas enfermedades que puede ocasionar el piercing en el labio

Aquí algunas de las enfermedades más comunes que puede ocasionar el mal uso de un piercing en el labio.

  • Infecciones: Si la herida tarda en cicatrizar, será más propensa a llenarse de bacterias. Al persistir la infección puede producir hasta endocarditis. Esto es de riesgo para aquellos que padecen de hepatitis B, diabetes y problemas cardíacos.
  • Enfermedades periodontales: Aumenta las posibilidades de contraer enfermedades en las encías y perder piezas dentales. El piercing incrementa la presencia de placa bacteriana que puede convertirse en gingivitis.
  • Reacción alérgica: Algunas personas resultan ser alérgicas al contacto con los metales con los que fabrican los piercing.
  • Mal aliento: La mala higienización de la boca y la perforación del piercing puede provocar olores desagradables y en algunos casos halitosis.

Si necesitas información acerca del piercing en la boca puedes consultar nuestro blog.

Apnea del sueño. Te contamos cómo tratarla.

apnea sueño tratamiento

Un descanso de calidad es necesario para tener una vida sana, activa y completamente enérgica. El sueño es tan importante como la buena alimentación y el ejercicio. Por desgracia, algunas personas padecen de apnea del sueño y esto les impide tener un estilo de vida normal.

Los síntomas de esta enfermedad aparecen mientras se duerme. Son interrupciones de la respiración que ocurren varias veces en la noche. Es una patología relacionada con enfermedades coronarias e ictus cerebral. Ocasiona terribles efectos secundarios y daña órganos vitales.

¿Cómo tratar la apnea del sueño?

La apnea del sueño es una patología que tiene cura y puede ser eliminada completamente. Aquí algunos de los tratamientos y medidas de prevención más efectivos para dormir bien toda la noche y sin interrupciones.

Estilo de vida saludable

Mantener una vida física activa ayuda a aliviar la apnea. Se recomienda de 30 a 40 minutos de ejercicio diario. Lo ideal es que sean rutinas de bajo impacto como caminatas, yoga o natación. De esta forma, se mejora la respiración y el cerebro libera sustancias que relajan el sistema nervioso y respiratorio.

Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco es aconsejable. Estos pueden obstruir las vías respiratorias y aumentar los síntomas de la apnea del sueño. 

Algunas personas requieren bajar de peso, el exceso de grasa corporal también puede ocasionar atascamiento en las vías respiratorias. Lo más acertado es ponerse en control con un nutricionista y controlar los malos hábitos alimenticios.

Correcta postura al dormir

La apnea del sueño puede incrementarse por una mala postura al descansar. Se recomienda dormir de lado o boca abajo y evitar hacerlo boca arriba. Cuando dormimos sobre nuestra espalda podemos presionar los pulmones. También puede haber ahogamiento con la lengua o amígdalas que bloquearían el paso del aire.

Mientras duermes, es normal que busques estar sobre tu espalda. Para evitar esto, podemos utilizar almohadas que impidan que te coloques boca arriba nuevamente. También existen dispositivos electrónicos especiales que vibran cuando detectan una postura errónea.

Tratamiento con mascarilla

Gracias al avance de la medicina, hoy en día hay mascarillas nasales o nasobucales para aliviar la apnea. Se utiliza todas las noches o cada vez que quieras descansar. Es una mascarilla conectada a un tubo que transporta corrientes de aire, que ayudan a mejorar la respiración. De esta forma se evita que el sistema respiratorio se colapse.

Ejercicios de respiración

Este es un tratamiento para pacientes que no poseen síntomas graves. Se recomienda realizar ejercicios de respiración y control pulmonar. Pueden ser desde inflar globos, tararear vocales a expulsar aire por la boca. Ayudan a tonificar los tejidos blandos de la garganta y también, mejora la salud de los pulmones y bronquios.

Intervenciones quirúrgicas

Algunos pacientes requieren de intervenciones quirúrgicas. Estas las realizan los otorrinos. Suelen realizarse cuando se presentan anomalías y deformidades en las vías respiratorias. Pueden ser desviación de vías nasales, tabique curvado, pólipos en los senos paranasales o falta de tejido.

Qué es la Profilaxis y cuándo se necesita?

profilaxis dental

Conocida también como limpieza dental, la profilaxis dental es un procedimiento busca evitar la aparición de enfermedades bucodentales.

La manera de hacerlo es sencilla. Una vez aparecen los primeros síntomas o molestias, se interviene para eliminarlas. Básicamente, se realiza eliminando el sarro o placa dental de manera profunda, de este modo se evitan enfermedades gingivales y periodontales.

¿En qué consiste?

En primer lugar, el especialista revisará detenidamente el estado tanto de las encías como de los dientes, localizando los focos más graves de sarro y placa bacteriana.

Después, empieza eliminando los depósitos que puedan estar sobre la superficie de los dientes, haciendo hincapié en la línea de las encías, pues suelen ser donde más se acumulan y es allí donde comienza la enfermedad periodontal.

Aquí puede presentarse un leve sangrado, aunque es completamente normal por la inflamación de las encías.

Aunque no siempre es necesario, se limpian los conocidos espacios interdentales, que son los que se encuentran entre los dientes.

Posteriormente, se eliminan las manchas con un poco de agua a presión que previamente ha sido diluida con un tipo de bicarbonato.

Por último, pero no menos importante, viene el pulido de las piezas dentales con pasta blanqueadora y enriquecida con flúor.

Razones para realizar el procedimiento

Como ya hemos dicho, la profilaxis permite prevenir enfermedades, así como infecciones en la boca, que aparte de mantenerlos sanos, también mejora la imagen de los dientes.

Entre las principales razones, podemos mencionar:

  • Estéticas:  Permite tener un aspecto más limpio y sano, especialmente en aquellos que tienen los dientes amarillos.
  • Mal alientoTambién conocido como halitosis, puede aliviarse con la realización de una profilaxis, aunque esta enfermedad requiere de un tratamiento mucho más avanzado.
  • Eliminar el sarro:  La acumulación de sarro entre los dientes y las encías puede traer graves daños a nivel periodontal, por lo que la profilaxis es la mejor opción.

¿Contraindicaciones?

Si bien las profilaxis son indicadas para tratar la enfermedad de las encías, entre muchos otros problemas, existe una creencia que también pueden llegar a causar desgaste o incluso rayar los dientes, aunque es necesario destacar que esto no es cierto.

Las profilaxis no afectan de ninguna forma el esmalte dental. Por lo tanto, si el especialista lo considera necesario, el paciente no corre ningún riesgo.

A pesar de que pueden llegar a experimentarse ciertas molestias durante la realización de este procedimiento, en especial si el paciente sufre de sensibilidad dental, no pasa a mayores y los resultados en definitiva son la mejor recompensa que pueden tenerse.

Luego de haberla recibido, puede que las encías estén un poco sensibles los días posteriores, pero es completamente normal, no se trata de ningún daño.

¿Cada cuánto se realiza?

A pesar de que cada caso es particular y dependerá directamente del especialista, lo ideal es que se realice al menos una vez por año. De este modo, se eliminan todos los depósitos de placa que muchas veces con el hilo dental y el cepillado no se consigue.

¿Por qué aparecen manchas en los dientes a causa de la tetraciclina?

manchas dientes tetraciclina

Como debes saber, la tetraciclina fue uno de los antibióticos de amplio espectro más utilizados en la rama médica para tratar diferentes infecciones que pueden ir desde respiratorias, urinarias o incluso del estómago, siendo recomendado tanto para adultos como niños.

Sin embargo, después de varios años de investigaciones, los especialistas determinaron que entre sus efectos secundarios más graves y notorios se encontraban cambios en la coloración de los dientes en forma de manchas, que afecta a miles de personas.

En la actualidad, esta sigue siendo una causa común en las visitas al odontólogo. Aquí te vamos a explicar cómo puedes darle solución a este problema.

¿Cómo son las manchas producidas?

No se trata de cualquier tipo de mancha. Al contrario, son bastante particulares. En primer lugar, aparecen de forma horizontal y abarcan toda la superficie de la pieza dental, teniendo colores que pueden ir entre amarillo, marrón o incluso gris.

A pesar del cambio estético que pueden generar, a nivel de estructura no causan daños ni debilitan el diente.

Niveles de daño

El nivel del daño y el grado de afectación de los dientes depende directamente de la cantidad de manchas que se presentan y estas a su vez están relacionadas con el tiempo de duración y la dosis de antibiótico consumido.

En la rama odontológica se han establecido 4 niveles para clasificar las manchas.

  • Primer grado: Las manchas se presentan en color amarillo o gris de tonalidad muy clara. Están distribuidas por toda la superficie del diente.
  • Segundo grado: El color de las manchas se presenta con mayor intensidad, haciendo el problema mucho más visible.
  • Tercer grado: El tono es oscuro, presentándose en forma de bandas horizontales en toda la superficie del diente.
  • Cuarto grado: Son los más graves. Además del cambio de tonalidad en las manchas, también hay casos donde las encías se ven comprometidas.

Tratamiento para eliminar las manchas

En primer lugar, es necesario dejar claro que, dependiendo del nivel de gravedad de las manchas, puede darse o no una solución completa. A pesar de que lo recomendable es acudir al especialista apenas se vean los primeros cambios en el color, no siempre se hace.

Aunque no se eliminen del todo en los cuadros más avanzados, sí se puede bajar en gran medida la intensidad. Existen dos opciones de tratamiento recomendadas, eficientes y duraderas:

Blanqueamiento dental

Este tratamiento de blanqueamiento dental está recomendado para cuadros de primero y segundo grado. El blanqueamiento dental permite aclarar el esmalte de los dientes, reduciendo la tonalidad de las manchas.

De esta manera, se elimina el tono amarillento y conseguir una sonrisa mucho más estética. No representa ningún riesgo para el paciente ya que no es invasivo, por lo que apenas y podrá sentir alguna molestia.

Carillas dentales

Para los casos más graves, es decir, 3º y 4º nivel. Aquí, el blanqueamiento es poco lo que puede hacer teniendo en cuenta la magnitud de las manchas.

Las carillas dentales son una especie de láminas que se ponen sobre los dientes y permiten conseguir una forma y color ideal y estético en los dientes. Aparte de ser efectivo, también ofrece una solución rápida.

10 consejos para evitar el sarro en los dientes

sarro dental

Aunque el sarro suele afectar en sus inicios exclusivamente el plano estético, si no se trata con el tiempo puede devenir en enfermedades del tracto bucodental

Saber prevenirlo es crucial para evitar la aparición de caries, halitosis y gingivitis. Aquí te enseñaremos varios consejos que puedes implementar en tu jornada diaria para contrarrestar su incidencia.  

Cómo prevenir el sarro dental

El sarro, o cálculo dental, es la calcificación de la placa dental que se genera alrededor de los dientes. Está formado la mayoría de las veces por restos de comida, bacterias y saliva y lo puedes prevenir considerando lo siguiente:

  1. Cepíllate todos los días: de manera profunda y después de cada comida. La placa empieza el proceso de calcificación después de 24 horas, por lo que no debes dejar oportunidad de que esto suceda.
  2. Compra una pasta dental adecuada: que cuente con flúor en porcentajes recomendados, alrededor el 1500 ppm, y a ser posible con triclosan, una sustancia que combate directamente la acumulación de bacterias en la placa.
  3. Evita el azúcar: cuanta más azúcar refinada consumas, mayor será la cantidad de bacterias que proliferarán en tu boca. Aunque el cepillado sea constante, disminuye la cantidad diaria que ingieres.
  4. Elimina el tabaco y alcohol: ambos repercuten negativamente en la aparición del cálculo dental, acelerando el proceso significativamente. También lo endurece más, lo que hace más difícil eliminarlo por completo.
  5. Utiliza un buen cepillo: cuyas hebras no sean ni duras ni muy blandas, y con las suficientes para poder limpiar cada rincón de las piezas dentales. De poco servirá que te cepilles después de cada comida si el instrumento principal no es el indicado para hacer el trabajo.
  6. Usa hilo dental: el sarro también se forma entre los dientes, de manera que el hilo dental es el mejor compañero para eliminarlo. Antes de ir a dormir, cuando te cepilles, no olvides usarlo para eliminar los restos de comida en esta zona.
  7. Compra enjuague bucal: para complementar el cepillado y el uso del hilo dental, también debes utilizar enjuague bucal para terminar de deshacerte de las bacterias y restos de comida.
  8. Disminuye el consumo de café: aunque en pequeñas dosis no es perjudicial, consumido con excesiva frecuencia debilita el esmalte dental y lo hace más susceptible a la aparición del sarro.
  9. Ve al dentista: finalmente, la mejor manera de prevenirlo es acudiendo dos veces al año a tu cita con nuestro dentista en San Sebastián. Este comprobará el estado de tus dientes y te hará una limpieza general si es necesario.

Recuerda que, una vez se ha calcificado la placa, la única forma de retirarla es a través de una limpieza profesional. He aquí la importancia de las citas periódicas, ya que ni el cepillado ni el hilo dental ni cualquier otra técnica pueden eliminar el sarro cuando este ya está adherido en las piezas dentales.

¿Qué es un flemón dental y cómo podemos tratarlo desde la clínica?

flemon dental

¿Has padecido alguna vez molestas y dolorosas inflamaciones en las encías? Si es así, es posible que haya aparecido un flemón dental, el cual genera distintos síntomas y muchas veces no sabemos cómo tratarlo o curarlo.

Esta es una de las molestias bucales más frecuentes, la cual se puede generar como consecuencia de una infección bacteriana por una pieza dental dañada, por caries u otras patologías.

¿Quieres saber cómo tratarla de forma correcta? En nuestra clínica somos especialistas en el tratamiento de los flemones dentales y evitamos el avance de la afección para que no cause consecuencias graves en el paciente.

¿Qué causa un flemón dental?

Una de las principales causas de una infección dental de este tipo es la entrada de bacterias al interior de un diente, las cuales generan una infección que se acumula desde la raíz hasta el hueso que sostiene la pìeza dental. Una vez  que avanza la inflamación, se origina el pus o material infectado que finalmente se convierte en un absceso dental.

Nuestra experiencia nos permite asegurar que esta infección bacteriana se produce generalmente por caries no atendidas de  manera oportuna, así como por encías infectadas o por fracturas en alguna pieza dental, lo cual acelera la acumulación de bacterias.

Indistintamente de la causa de esta afección, nuestros especialistas dentales realizan un diagnóstico profundo para identificar la complejidad de la infección. Es así como aseguran al paciente un tratamiento adecuado que le permite obtener resultados exitosos.

¿Cuáles son los síntomas de un flemón dental?

Los síntomas característicos del flemón dental son los siguientes:

  • Dolor agudo si tocas el área e incluso en estado inmóvil.
  • Inflamación pronunciada de la zona afectada y del área externa.
  • Mayor sensibilidad con las comidas y bebidas.
  • Por lo general, esta sintomatología va acompañada de mal aliento y algunas veces fiebre, como consecuencia de la infección.

¿Cómo tratamos el flemón dental?

Una vez que el paciente afectado acude a la clínica, nuestro personal especializado en el área bucal realiza un análisis y las pruebas médicas precisas para diagnosticar de manera eficiente donde se produce el flemón dental. De esta manera, aplicaremos el tratamiento acertado para eliminar la infección.

Asimismo, dependiendo del grado de la inflamación indicamos antibióticos y antiinflamatorios. Además, recomendamos al paciente realizar el tratamiento de manera ininterrumpida para eliminar la infección por completo.

Después de que los síntomas hayan desaparecido, nos centramos en detectar la causa que produjo la infección, la cual puede haberse originado por caries, enfermedad periodontal o traumatismo en la pieza dental. Los tratamientos pueden ir desde una endodoncia hasta un curetaje dental. En algunos casos, se puede extraer el diente y se coloca una prótesis posteriormente.

Para prevenir el flemón dental, así como otras enfermedades bucales, te recomendamos cumplir con una higiene dental adecuada y acudir al dentista de manera periódica.

En nuestra clínica dental en San Sebastián no solo nos dedicamos a tratar las enfermedades dentales, sino también nos preocupamos para que el paciente mantenga una buena salud bucal.

Tipos de dientes y cuáles son sus funciones

tipos de dientes

Los dientes tienen un papel importante en la vida diaria de una persona, ya que además de ayudarnos a masticar la comida y a formar las palabras para hablar correctamente, también ofrecen apoyo a los tejidos faciales para dar forma a la boca y a la cara, así como para mantener una mandíbula sana.

Los dientes no sólo son vitales para la salud oral, sino que también son esenciales para el bienestar general. Saber de qué están hechos nuestros dientes y qué tienen de diferente entre ellos, nos ayuda entender por qué son tan importantes y por qué requieren de un cuidado adecuado cada día.

Los diferentes tipos de dientes

Los humanos tenemos 4 tipos de dientes, y cada uno sirve para propósitos específicos:

Incisivos

En la parte delantera de la boca, los 4 dientes superiores e inferiores son incisivos. Los del medio son los centrales, mientras que los de los lados son los laterales.

Su principal función es la de cortar y picar los alimentos. Cuando le damos un mordisco a una manzana, nuestros incisivos seccionan un trozo de fruta, pero no es con los dientes con lo que realmente se mastica.

Hacen erupción durante los primeros 6 meses de vida y se desarrollan por completo a los 6 u 8 años de edad.

Caninos

Los más afilados y largos de nuestra boca. Esto les permite agarrar y desgarrar los alimentos, particularmente la carne.

Sólo hay 4 caninos. Sus largas raíces y su posición en las esquinas de los arcos dentales los convierten en uno de los dientes más importantes para la sonrisa, porque proporcionan gran parte del aspecto.

Aparecen entre los 11 y 20 meses de edad, y toman su forma permanente entre los 11 y 12 años.

Premolares

Son híbridos entre caninos y molares, con bordes exteriores afilados. Tienen superficies masticatorias planas, por lo que ayudan a los caninos a desgarrar los alimentos y a los molares en la trituración.

El ser humano no cuenta con ningún premolar en la niñez, esto se debe a que los 8 premolares de adultos son en realidad los dientes que reemplazan las muelas de leche.

Los primeros premolares superiores aparecen a los 10 años, mientras que los segundos aparecen a los 11 años en el fondo de la boca.

Molares

Son los dientes más grandes, con múltiples raíces, que aparecen entre los 11 y 13 años de edad.

El ser humano tiene 8 molares de leche durante la etapa de la niñez y hasta 12 molares de adulto, según si se conservan las muelas del juicio.

Intervienen en la mayor parte de la masticación porque esas superficies planas son perfectas para triturar y reducir la comida hasta que está lista para ser deglutida.