Cuidados tras una endodoncia

cuidados endodoncia

La endodoncia es un procedimiento odontológico que se utiliza para eliminar, la pulpa o el nervio del diente y de esta manera sellar el conducto, de allí que sea conocido también como tratamiento de conducto.

A pesar de que las caries son la primera causa que llevan a un paciente a necesitar una endodoncia, también pueden llegar a presentarse por traumatismos, desgastes, erosión en los dientes, etc.

Es un procedimiento bastante frecuente y se hace bajo anestesia parcial por lo que podría ser considerado como una intervención ambulatoria, requiriendo de algunos cuidados posteriores. Entre ellos podemos mencionar:

Aguardar un tiempo por la anestesia

Como ya hemos dicho, se requiere de anestesia para realizar una endodoncia, lo que quiere decir que una vez finalizada, el paciente experimentará la boca y la lengua completamente dormidos.

Por esta razón, es recomendable aguardar un tiempo prudencial antes de comer, alrededor de 2 o 3 horas, ya que mientras tanto se corre el riesgo de morderse y no sentir nada.

Por otra parte, y como prueba para ver si ya el efecto ha pasado, no hay que morderse la lengua, ya que el dolor se presentará al cabo de un rato y no precisamente en el momento.

Cuidado con los alimentos

Los alimentos duros, así como los caramelos y los chicles pueden causar graves daños en el proceso de la endodoncia, ya que el diente queda expuesto a sufrir fracturas.

Después del procedimiento es recomendable masticar hacia el otro lado y tener cuidado al morder, por ejemplo, frutas o vegetales crudos, así como también las frituras o alimentos tostados.

Higiene dedicada después de una endodoncia

La higiene dental es fundamental para cualquier persona, pero en especial después de recibir tratamientos de endodoncia, por lo que no hay que descuidarla. Hay que hacer siempre uso de los implementos correctos, como una pasta de dientes con flúor, hilo dental y enjuague.

En el caso del hilo dental, hay que tener especial cuidado al pasarlo, ya que puede llegar a causar un poco de dolor o molestia. Por eso, la recomendación es tirar hacia los laterales y nunca hacia arriba cerca de la zona afectada.

Consumir analgésicos para endodoncias

Es normal que los días posteriores a la endodoncia, el paciente quede con ciertos malestares en la zona donde la sensibilidad es el principal síntoma.

Hay otros casos donde se experimentan otras molestias como dolor e incluso, inflamación. Para estos casos, los especialistas recomiendan el consumo de analgésicos y antiinflamatorios durante los primeros días, aunque no es igual en todos los pacientes.

Optar por tratamientos estéticos

A futuro, luego de una endodoncia, muchos pacientes pueden requerir de algunos tratamientos estéticos como coronas, reconstrucciones, blanqueamientos o inclusive carillas, ya que permitirán tener una apariencia mucho más agradable.

El cambio de color de la pieza es una característica frecuente. Esto se debe a la afectación del nervio, que pierde vitalidad y empieza a volverse de tono gris o incluso más oscuros, por lo que se podría valorar algún otro tratamiento que mejorara las condiciones estéticas.

¿Qué es la endodoncia y cuándo se debe hacer?

Endodoncia Achutegui Dental

La endodoncia es un procedimiento que consiste en el tratamiento del conducto o conductos de la raíz o raíces del diente. Popularmente, se conoce como “matar el nervio”. Quedando la estructura del diente en boca, conservando su función y estética, pero sin vida.

Dentro del diente, bajo el esmalte y otro tejido duro llamado dentina, se encuentra un tejido blando denominado pulpa. La pulpa contiene los vasos sanguíneos, nervios, etc. Ésta, se extiende desde la corona del diente hasta la punta de las raíces, donde se conecta con los tejidos que rodean la raíz.

Un diente completamente maduro, puede sobrevivir sin pulpa, ya que sigue nutriéndose por los tejidos que lo rodean. Siempre y cuando no haya patología pulpar.

El tratamiento del canal radicular o endodoncia, suele ser un procedimiento sencillo para aliviar el dolor dental y salvar un diente con patología pulpar. Generalmente, los pacientes necesitan un tratamiento endodóntico cuando la pulpa se inflama, se infecta o se necrosa. Esta afectación puede deberse a una variedad de causas como: una caries profunda, repetidos procedimientos dentales en un mismo diente o una fisura del diente que afecte la pulpa. Asimismo, una lesión en el diente puede provocar el daño pulpar incluso sin tener fisuras visibles. Una inflamación o infección de la pulpa, puede provocar dolor e incluso un absceso.

Los signos que indican la necesidad de una endodoncia incluyen dolor, sensibilidad prolongada al frío o al calor, sensibilidad al tacto y al masticar, decoloración del diente, hinchazón, y fístulas. Otras veces en cambio, no hay signos evidentes.

El tratamiento consiste en remover cuidadosamente la pulpa del interior del diente, limpiando, desinfectando e instrumentándolo para dar forma a los conductos radiculares, y de este modo, poder obturarlo y sellarlo correctamente.

Después de la endodoncia, se debe colocar una corona u otro tipo de restauración para proteger el diente y devolverle su función.

Con las nuevas técnicas y la anestesia, los pacientes se muestran cómodos y no presentan dolor durante el tratamiento.

Los primeros días después del tratamiento, el diente puede presentar sensibilidad, especialmente si había dolor o infección previo al procedimiento. Esta molestia se puede solventar mediante la medicación indicada por el dentista.

Se puede sentir el diente tratado ligeramente diferente al resto de los dientes durante un tiempo después del tratamiento. Sin embargo, si se tiene un dolor intenso, presión o el dolor dura más de unos pocos días, se debe contactar con el dentista.

La mayoría de los dientes pueden ser tratados endodónticamente. Aunque a veces, un diente no puede ser salvado debido a que los conductos de la raíz no son accesibles, la raíz está muy fracturada, el diente no tiene un adecuado hueso de soporte o el diente no puede ser restaurado.

Por: Leire Izaskun Achútegui

Si necesitas más información sobre este procedimiento, en la Clínica Dental Achútegui de Amara, Donostia estamos encantadas de atenderte

CLINICA DENTAL ACHÚTEGUI
Avda. de Madrid 32, Bajo
20011 Donostia / San Sebastián

contacto@achuteguidental.com

943 463 215
619 365 785

 

 

 

GuardarGuardar