¿Afecta la diabetes a la salud buco-dental?

La enfermedad periodontal es una patología que afecta a los tejidos que sostienen los dientes, causada por bacterias e influenciada por múltiples factores.

La enfermedad periodontal tiene consecuencias locales como sangrado de encías, mal aliento, retracción, dolor, movilidad incluso la perdida de las piezas dentarias, con consecuencias graves tanto para la función como para la estética de la boca.

También caben destacar consecuencias a nivel sistémico por el paso de bacterias al torrente sanguíneo, se aumenta el riesgo de partos prematuros, enfermedades periodontales y descompensación de la diabetes entre otros.

La diabetes es una enfermedad metabólica con alteración del metabolismo de la glucosa; ésta está infrautilizada y sobreproducida, lo que nos conduce a una hiperglucemia.

A largo plazo el diabético puede desarrollar diversas complicaciones tales como retinopatías, nefropatías, neuropatías periféricas, enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares…. También esta asociada hipertensión arterial, anomalías en el metabolismo de las lipoproteínas y con la enfermedad periodontal.

La asociación de la enfermedad periodontal y la DBT es bidireccional. No solo la DBT aumenta el riesgo de enfermedad periodontal sino que ésta perjudica el control de la glucemia.

La DBT provoca una respuesta exagerada frente a las bacterias patógenas de las encías lo que acelera la destrucción de los tejidos de sostén de los dientes; además de alterar la capacidad de resolver la inflamación y regeneración posterior.

Estudios demuestran que la DBT es más frecuente en individuos con enfermedad periodontal. Tambien demuestran que el tratamiento periodontal podría mejorar el control de la glucemia en pacientes diabéticos y que la enfermedad periodontal aumenta el riesgo de sufrir complicaciones asociadas a la DBT, tales como la enfermedad isquémica y la nefropatía diabética.

Los pacientes diabéticos mal tratados tienen un riesgo tres veces mayor de tener enfermedad periodontal avanzada que en individuos sin DBT.

Se puede decir que las enfermedades periodontales son más frecuentes en diabéticos, que las enfermedades periodontales progresan más rápido en los diabéticos y que las enfermedades periodontales son más frecuentes y progresan más rápido en diabéticos mal controlados.

El tratamiento periodontal es tan efectivo en diabéticos como en no diabéticos. Consúltanos en nuestra clínica Dental en San Sebastián.

Por todo esto, la salud bucal y periodontal debe ser parte integrante en el manejo de los diabéticos.

La enfermedad de las encías. Enfermedad Periodontal.

La palabra “periodontal” significa “alrededor del diente”

En nuestra boca tenemos constantemente bacterias que junto con las mucosidades y otras partículas crean una “placa” transparente y pegajosa que se deposita sobre los dientes, La placa bacteriana. Dicha placa se elimina con el cepillado y el uso de la seda dental. Si no la eliminamos, las bacterias pueden infectar las encías produciendo bolsas entre la encía y los dientes, que a su vez afectan al hueso que soporta al diente, produciendo la pérdida del hueso de sostén con la consabida movilidad e incluso la pérdida  de los dientes.

Dependerá mucho de nuestra higiene dental diaria para que la enfermedad avance con más o menos rapidez.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de las encías?

  • Halitosis (Mal aliento )
  • Dientes flojos.
  • Encías rojas, inflamadas o muy sensibles.
  • Sangrado al cepillado o con el uso del hilo dental.
  • Encías retraídas, los dientes parecen más largos.
  • Cambio en la oclusión, en la forma de cerrar los dientes.

Distinguimos 3 etapas o grados:

Gingivitis: Provoca inflamación y sangrado de las encías debido a la acumulación de placa en el borde de las mismas. No hay afectación ósea. En esta etapa la enfermedad es reversible y el dentista podrá detectar o descartar la existencia de enfermedad periodontal.

Es muy importante seguir el tratamiento y ser cuidadosos con nuestra higiene bucodental para evitar que la enfermedad avance.

Periodontitis: Llamada comúnmente piorrea, en esta etapa el hueso y el tejido que sostiene los dientes ha sido dañado de forma irreversible. Si no es tratada el diente queda sin soporte óseo, lo que implica la pérdida del propio diente.

Con un tratamiento periodontal adecuado y un cuidado de la higiene de nuestros dientes, podremos evitar que aumenten los daños.

Periodontitis avanzada: Llegaremos a esta fase si no hemos puesto remedio en las dos etapas anteriores. Es posible que necesitemos tratarla con cirugía periodontal y utilizar técnicas para regenerar el hueso perdido.

Nuestras recomendaciones para prevenir la enfermedad de las encías:

  • Cepillarnos los dientes por lo menos 2 veces al día.
  • Utilizar diariamente el hilo o seda dental.
  • No fumar.
  • Incluir en nuestra dieta diariamente Vitamina C, ya que ayuda a acelerar la curación de infecciones o heridas.
  • Acudir al dentista regularmente para hacernos revisiones y limpiezas dentales.

Puedes preguntarnos cualquier duda que tengas sobre el estado de salud de tu boca o visitarnos en la Av. de Madrid 32 bajo en Donostia – San Sebastián, estaremos encantadas de recibirte.