Skip to content

Piercing en la boca: Riesgos y Recomendaciones

Achútegui-Dental-Piercing-Donostia-Dentista

¿Vas a ponerte un piercing en la boca? Te informamos de los riesgos que supone.

Antes de tomar la decisión de ponerte un piercing en la boca te explicamos las consecuencias que puede tener y los efectos negativos sobre tu salud.

Dependiendo de la ubicación pueden provocar la retención de comida y dificultar la limpieza bucal, con lo que aumenta la aparición  de bacterias que crecen y se reproducen,  provocando halitosis, inflamación, infección o sangrado.

Como dentistas te informamos de los riesgos que puedes padecer si decides hacerte un piercing en la lengua:

-Dolor e inflamación

En muchos casos la lengua se inflama después de realizar el agujero .

-Aumento de caries dentales

El acúmlo de placa favorece la aparición de caries.

-Fracturas dentales

Es común encontrar dientes fracturados por el choque del piercing contra los mismos.

-Infecciones

La herida que se produce al colocar un piercing aumenta la probabilidad de infecciones en la boca.

-Enfermedad periodontal

El piercing puede dañar las encías provocando en algunos casos incluso  la caída del diente. Este daño es debido al acúmulo de placa bacteriana y sarro, además del trauma mecánico a causa del rozamiento del piercing sobre la encía.

-Alergias

 El material del que está hecho el piercing puede provocar reacciones alérgicas que puedan desencadenar  problemas más graves.

-Deformidad de la lengua y úlceras

-Alteración del gusto (disgeusia ) y del habla

-Dificultad para masticar y salivación excesiva ( hipersialia)

-Ingestión involuntaria

Se puede producir al soltarse el piercing. ¡Cuidado si va por la vía aérea!

-Transmisión de enfermedades infecciosas

Se debe acudir para su colocación a profesionales cualificados, para que se realice en centros que cumplan todas las medidas higiénico sanitarias necesarias y con técnicas adecuadas. Se pueden transmitir enfermedades como herpes, hepatitis B y C y VIH.

-Riesgo de cáncer oral

Cuidar la limpieza

Si después de leer todas las posibles complicaciones sigues pensando en colocarte un piercing o si ya lo tenías, te recomendamos que cuides mucho tu higiene bucodental.

Debes mantener el piercing limpio, cepillándolo además de los dientes y la lengua, y utilizando un enjuague bucal antiséptico después de cada comida.

Evita consumir productos que puedan irritar la herida causada como alimentos picantes, tabaco, alcohol…

Nuestra recomendación es que si puedes evites colocarte un piercing en la boca y elijas otra zona del cuerpo con menos riesgos para tu salud.

En caso de hacerlo es importante que realices visitas regulares a tu dentista para que podamos prevenir y detectar cuanto antes estas posibles complicaciones.

943 463 215