Skip to content

¿Por qué son los raspados dentales tan importantes?

Raspados dentales Clínica Dental Achútegui

 

Raspados dentales Clínica Dental Achútegui

La placa bacteriana es una biopelícula o masa de bacterias que crece en las superficies dentro de la boca. La higiene oral es importante ya que las películas dentales pueden volverse ácidas y causar la desmineralización de los dientes (también conocida como caries dental) o endurecerse formándose cálculo dental (también conocido como sarro). Cuando se forma el sarro, se acelera la formación de más placa.

Como resultado, se tiene que realizar una limpieza profesional destinada a eliminar la mayor cantidad de bacterias posible.

¿Cuándo realizamos un raspado y alisado radicular?

Sin embargo, hay veces en las que no es suficiente. Por ejemplo, la placa en el margen puede provocar que las encías se inflamen, haciendo que sean menos efectivas en el sellado con el exterior. Cuando se crean bolsas, la placa puede empezar a formarse dentro, lo que puede llevar a un empeoramiento de los síntomas existentes, así como a una pérdida posterior de hueso. Cuando esto ocurre será necesario realizar un raspado y alisado radicular.

Si se deja sin tratar, se pueden infectar otras partes de la boca, e incluso perjudicar a otras partes del cuerpo.

El raspado y alisado radicular empieza con la eliminación de la placa y del sarro de debajo de las encías. Generalmente se realiza mediante una herramienta dental metálica o un ultrasonidos. A esto le sigue un alisado de la superficie para suavizar las áreas rugosas y que las encías puedan reinsertarse en el diente mejorando el sellado. Algunas veces el tratamiento de las raíces se puede completar en una sola sesión, pero los casos más severos requieren varias sesiones.

El raspado y alisado es importante para prevenir la periodontitis, y en consecuencia la pérdida dental. Además, pueden mejorar los síntomas desagradables como el mal aliento, las encías friables y el sangrado durante el cepillado, lo que mejora considerablemente el bienestar personal. Cuando este tratamiento se completa, te permite volver a los mantenimientos regulares, aunque con una mayor frecuencia.

¿Puede doler?

El grado de incomodidad de un raspado depende en la severidad de enfermedad periodontal. Si las bolsas periodontales no son muy profundas, habrá poco o nada de dolor. En casos más severos, el dentista podrá aplicar un anestésico local para hacer que el procedimiento sea lo más cómodo posible.

También te pueden interesar:

943 463 215