Skip to content

Qué es la Profilaxis y cuándo se necesita?

profilaxis dental

Conocida también como limpieza dental, la profilaxis dental es un procedimiento busca evitar la aparición de enfermedades bucodentales.

La manera de hacerlo es sencilla. Una vez aparecen los primeros síntomas o molestias, se interviene para eliminarlas. Básicamente, se realiza eliminando el sarro o placa dental de manera profunda, de este modo se evitan enfermedades gingivales y periodontales.

¿En qué consiste?

En primer lugar, el especialista revisará detenidamente el estado tanto de las encías como de los dientes, localizando los focos más graves de sarro y placa bacteriana.

Después, empieza eliminando los depósitos que puedan estar sobre la superficie de los dientes, haciendo hincapié en la línea de las encías, pues suelen ser donde más se acumulan y es allí donde comienza la enfermedad periodontal.

Aquí puede presentarse un leve sangrado, aunque es completamente normal por la inflamación de las encías.

Aunque no siempre es necesario, se limpian los conocidos espacios interdentales, que son los que se encuentran entre los dientes.

Posteriormente, se eliminan las manchas con un poco de agua a presión que previamente ha sido diluida con un tipo de bicarbonato.

Por último, pero no menos importante, viene el pulido de las piezas dentales con pasta blanqueadora y enriquecida con flúor.

Razones para realizar el procedimiento

Como ya hemos dicho, la profilaxis permite prevenir enfermedades, así como infecciones en la boca, que aparte de mantenerlos sanos, también mejora la imagen de los dientes.

Entre las principales razones, podemos mencionar:

  • Estéticas:  Permite tener un aspecto más limpio y sano, especialmente en aquellos que tienen los dientes amarillos.
  • Mal alientoTambién conocido como halitosis, puede aliviarse con la realización de una profilaxis, aunque esta enfermedad requiere de un tratamiento mucho más avanzado.
  • Eliminar el sarro:  La acumulación de sarro entre los dientes y las encías puede traer graves daños a nivel periodontal, por lo que la profilaxis es la mejor opción.

¿Contraindicaciones?

Si bien las profilaxis son indicadas para tratar la enfermedad de las encías, entre muchos otros problemas, existe una creencia que también pueden llegar a causar desgaste o incluso rayar los dientes, aunque es necesario destacar que esto no es cierto.

Las profilaxis no afectan de ninguna forma el esmalte dental. Por lo tanto, si el especialista lo considera necesario, el paciente no corre ningún riesgo.

A pesar de que pueden llegar a experimentarse ciertas molestias durante la realización de este procedimiento, en especial si el paciente sufre de sensibilidad dental, no pasa a mayores y los resultados en definitiva son la mejor recompensa que pueden tenerse.

Luego de haberla recibido, puede que las encías estén un poco sensibles los días posteriores, pero es completamente normal, no se trata de ningún daño.

¿Cada cuánto se realiza?

A pesar de que cada caso es particular y dependerá directamente del especialista, lo ideal es que se realice al menos una vez por año. De este modo, se eliminan todos los depósitos de placa que muchas veces con el hilo dental y el cepillado no se consigue.

943 463 215