Skip to content

El rechinar de los dientes

Achútegui dental Bruxismo

Si sientes que tu cuello se contractura, te duele la cabeza o te molestan los oídos a menudo, puede ser que padezcas bruxismo y no lo sepas.

Los síntomas más habituales en el bruxismo son los dientes desgastados, sensibilidad dental o dolor en la mandíbula. El bruxismo consiste en apretar los dientes o rechinarlos de manera inconsciente y continua (sobre todo mientras duermes). La presión que se realiza puede ser, incluso, 5 veces más fuerte que cuando masticamos. Además, acaba dañando los dientes, desgastándolos y perdiendo esmalte. Otro de los inconvenientes es que puede crear luxaciones en la mandíbula y dolor de cabeza, cuello u oídos.

Si duermes acompañada, tu pareja puede comprobarlo porque normalmente se saca un ruido característico al rechinar los dientes. Si no tienes a alguien que pueda verificarlo también existe la posibilidad de realizar una electromiografía nocturna que mide el funcionamiento de los músculos al masticar.

El estrés es una de las principales causas de este trastorno. Por eso, durante la noche la mandíbula aprovecha para liberar la tensión apretando los dientes. Para evitarlo es aconsejable realizar ejercicios de relación y de estiramiento de los músculos de la mandíbula. No se recomienda mascar chicle con frecuencia porque podría empeorar el bruxismo.

El uso de férulas de descarga puede ser la solución para que el bruxismo no vaya a más. Se trata de una pieza que se coloca entre los dientes para que la mandíbula se relaje. Si ya es tarde y la dentadura está dañada se aconseja poner unas rehabilitaciones de porcelana o de resinas compuestas que ayudan a recuperar la forma de los dientes y preservar la función masticatoria correcta.

Si quieres que valoremos tu caso en concreto ponte en contacto con nosotros llamándonos al 943 463 215 o escribiéndonos un email a clinica@achuteguidental.com.

943 463 215