Skip to content

Cómo cuidar de los dientes de nuestros bebés

dentista donostia

¿Sabes que es muy importante el cuidado de los dientes de nuestros bebés?

Asociar que los dientes de leche de nuestros hijos no necesitan de un cuidado porque “se van a caer” nos lleva a descuidar de la salud bucodental de nuestros bebés. Algo muy importante ya que existen evidencias científicas de que hay una asociación clara entre el cuidado de la boca en el periodo preescolar y la salud permanente  de nuestros dientes.

A partir de los 6 meses de edad pueden empezar  a aparecer los primeros dientes del bebé (los incisivos centrales, tanto los superiores como los inferiores) y es desde este momento que pueden desarrollar caries, suelen denominarse “la caries del biberón”. Puede llegar a ocurrir que las caries sean graves y no sea posible repararlas con lo que se debe extraer los dientes afectados.

La aparición de los incisivos laterales puede ser a partir de los 8-9 meses de edad y se pueden retrasar hasta que el bebé cumple 1 año. Los caninos o colmillos suelen aparecer entre los 15 y los 22 meses de edad. Los primeros molares entre los 13 a los 19 meses y los segundos molares de 23 a los 36 meses

Los niños que presentan caries en sus dientes de leche tienen más posibilidades de tener caries a los 12 años, por suerte está en nuestras manos prevenir que esto ocurra educando a nuestros pequeños en el cuidado de su boca desde una edad temprana.

¿Cómo podemos educar a nuestros hijos en el cuidado de su salud bucodental?

  • Desde 0 a 2 años

Con la aparición del primer diente de leche es aconsejable limpiarle con una gasa o toallita limpia y húmeda después de cada comida. En este periodo no debe utilizarse flúor.

  • Con 2 y 3 años

Con esta edad sí debemos usar pasta de dientes con flúor pero en una dosis muy baja, es suficiente con una cantidad menor a un  grano de arroz. Debemos tener cuidado de que no se trague sin querer alguna cantidad de la pata de dientes.

  • De 3 a 7 años

Debemos comenzar a crear una rutina de lavado diario y enseñar al niño a usar él mismo el cepillo de dientes y el hilo dental. Con estas edades es conveniente subir la dosis de flúor.

Evitar el azúcar                    

El consumo de azúcar y las bebidas azucaradas son los alimentos preferidos de las bacterias cariógenas. La caries es una enfermedad infecciosa producida por bacterias presentes en la boca y que se alimentan sobre todo de hidratos de carbono, y al metabolizarlos se producen ácidos que desmineralizan la superficie del diente. Una vez dentro del esmalte, su avance es imparable produciendo la caries dental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), lleva varios años advirtiendo sobre los peligros del exceso de azúcar en la dieta de los niños y recomienda que la cantidad de azúcar diario no supere los 50 gramos y, sin embargo, 600 mililitros (menos de dos latas de refresco) contiene el equivalente a 13 cucharadas de azúcar, lo que supera ampliamente esa cantidad.

Debemos disminuir todo lo posible su consumo y evitar que no se realice entre las comidas ya que el tiempo que pasa entre cada cepillado es suficiente para que los ácidos actúen.

Primera visita al Dentista

Aunque no muestre síntomas de dolor o creamos que es muy pequeño se recomienda que su primera visita al dentista sea durante los 6 meses siguientes a la aparición del primer diente y siempre antes de que cumpla un año.

Debemos prepararle previamente para que la experiencia sea lo más positiva posible y darle confianza cada vez que acuda al dentista.

Es muy importante realizar una visita, al menos una vez al año para detectar signos de enfermedad bucodental.

En la consulta de la Clínica Dental Achútegui le ayudamos a que aprenda sobre la salud de sus dientes jugando 😉

943 463 215